Villalonga tuvo 'errores de gran alcance'

Francisco González hizo una mención destacada en la rueda de prensa de ayer al clima de incertidumbre geopolítica y económica ante una posible guerra en Irak. Con sus palabras respaldó de forma velada la política seguida por el presidente del Gobierno, José María Aznar, en un conflicto que se está dilatando más de lo previsto por Estados Unidos. González afirmó que 'lo importante es que se despejen las dudas sobre el terrorismo internacional'.

Afirmó que 'la lucha de las sociedades democráticas' contra este terrorismo 'va a ser algo que dure largo tiempo, lo que introduce también incertidumbres' y eso 'hace que el riesgo sea mayor', en particular para el sistema financiero.

'Cualquier tema con Irak o con el terrorismo internacional tiene consecuencias' para la economía y las empresas, por lo que considera importante 'pertrecharse' con una política de prudencia. 'Hay que tener un buen equilibrio entre la rentabilidad y el riesgo', manifestó, y recomendó una política de reforzamiento de balances y de mantenimiento de ratios de capital adecuados como la que aplica el banco.

González no quiso dejar pasar la ocasión de alabar la gestión de César Alierta al frente de Telefónica. Tras las pérdidas anunciadas el jueves de 5.576,8 millones por la operadora -en la que el BBVA es el primer accionista con un 6,53% del capital- provocadas por el saneamiento de sus inversiones (sobre todo en UMTS), González justificó que estas pérdidas estaban causadas por decisiones tomadas antes de la entrada de Alierta. De hecho, destacó que el equipo gestor de la época de Juan Villalonga cometió algunos 'errores de gran alcance' en las inversiones realizadas que luego han pasado factura.

En contraposición, manifestó que el actual equipo 'está poniendo en orden las cosas'. 'Apoyamos la estrategia, creo que se ha hecho muy bien y lo único que tenemos es una compañía mucho más fuerte'.