Cataluña

Taurus fabricará para cadenas de tiendas de Portugal y Australia

Taurus avanza en su plan de crecimiento en los mercados exteriores. La compañía propiedad de Ramón Termens y Jorge Tornini ha alcanzado acuerdos para fabricar pequeños electrodomésticos para la marca de distribución de la cadena portuguesa de electrónica de consumo Worten (perteneciente a Sonae) y batidoras de varilla para el grupo australiano Breville.

Taurus Group, que ya factura fuera de España un tercio de las ventas de 90 millones de euros previstas para 2002, potenció su internacionalización el año pasado, cuando compró las dos factorías de la subsidiaria brasileña de Moulinex. La empresa catalana ha concentrado la producción en uno de los dos centros brasileños, que ahora incluso fabrica batidoras de vaso para el mercado español. Paralelamente, ha externalizado la producción de sus factorías leridanas de Oliana y Organyà, subcontratando alrededor de la mitad de la producción de componentes a fabricantes de China, Italia y Portugal. A nivel comercial, la compañía ha abierto filiales en cuatro países europeos y prevé abrir otra en Estados Unidos.

El fabricante de pequeños electrodomésticos (con las marcas Taurus, Monix, Imagina Pont, Mallory do Brasil y Turmix) ha aumentado la plantilla en España, a pesar de esta externalización de la producción. Así, la plantilla ha aumentado un 50% sobre los 250 empleados que contaba en 1997, cuando estaba bajo la tutela pública de la Generalitat. En estos últimos cinco años ha cuadruplicado sus ventas.

La diversificación de productos ha sido otra de las prioridades. La tercera marca en España por detrás de Philips y Braun ha lanzado la marca de aparatos electrónicos Imagina Pont, que cubre una gama de despertadores, grabadoras digitales y termómetros.

La Generalitat intervino Taurus (propiedad de la familia Betriu) en 1993 para evitar la desaparición de la compañía, que había suspendido pagos con deudas de 13,82 millones. Después de inyectar 21,04 millones, la Administración catalana adjudicó en un concurso la mitad del capital a los dos empresarios en 1997, que completaron la adquisición del resto por 3,77 millones en 2001.