Informe

Crecen las franquicias españolas y retroceden las extranjeras

La franquicia española está cada vez más implantada en el mercado nacional donde ha ido ganando posiciones frente a las multinacionales (el 84% son nacionales, según Tormo & Asociados). Además, cada vez hay un mayor número de enseñas con capacidad para salir al exterior (el 23,5%, según Barbadillo Asociados). Estas son algunas de las conclusiones en las que coinciden las dos principales consultoras de franquicia, Tormo y Barbadillo, que han presentado sus informes sobre el sector en días consecutivos.

Aunque ambas empresas coinciden en las líneas generales y en las tendencias del sector, los estudios que presentan ambas consultoras difieren en los datos concretos. Mientras Barbadillo asegura que la franquicia creció durante el pasado año en torno al 16%, Tormo sitúa este porcentaje en el 8,7%.

Lo que sí parece claro es que durante el próximo año continuará el crecimiento del sector aunque la falta de locales, sobre todo en centros comerciales y en las zonas más de paso de las ciudades, frenará la expansión de muchas enseñas. Esta dinámica está llevando a algunas cadenas a explorar ciudades de mediano tamaño y barrios menos comerciales, pero donde pueden contar con un público fiel, asegura Eduardo Tormo.

También se estima que cada año nacen y mueren alrededor de dos centenares de cadenas, lo que sitúa en torno al millar el número de enseñas que existen en el mercado español.

Por sectores, retroceden aquellas franquicias dedicadas a los servicios frente a la fortaleza que presenta la hostelería y, especialmente, el comercio minorista que acapara casi el 90% de las unidades de negocio aparecidas durante el último año.

Entre los nuevos conceptos que están surgiendo figuran aquellos relacionados con los servicios ecológicos y medioambientales, así como los cibercafés, pendientes aún de una nueva normativa que regule su actividad. Entre los negocios en retroceso destaca la enseñanza.