Convención

Los países pequeños recelan sobre la propuesta de doble presidencia de la UE

Bélgica, Holanda y Luxemburgo se muestran reticentes a la propuesta franco-alemana de doble presidencia de la UE, según informaron ayer a este diario fuentes comunitarias.

Los países del Benelux temen que la reforma institucional de la UE acabe dando más poder del que tienen ahora a los países con mayor población y peso económico dentro del área. Los tres países se unen así a la tesis inicial de la propia Comisión Europea. Ayer, fuentes del Ejecutivo comunitario advirtieron de la posibilidad de que una doble presidencia acabe con problemas de compatibilidad y conflictos internos, similares a los que existen ahora con el representante de la UE para Asuntos Exteriores (míster Pesc) y el comisario europeo Patten.

La propuesta franco-alemana, que cuenta con el beneplácito de José María Aznar, parte de la base de la elección de un presidente estable del Consejo Europeo (en vez de los cargos semestrales de ahora), por un periodo que podría oscilar entre dos y cinco años. Por otro lado, se elegiría otro presidente de la Comisión Europea, controlado por del Parlamento.

Ayer, la ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, aseguró que iniciativas como la de una presidencia estable para la UE, surgidas en el debate sobre la futura Constitución europea, no son ningún 'traje a la medida de nadie', en referencia a una hipotética candidatura de Aznar a ocupar ese puesto.

'Quién será la persona, ya se verá. Esa decisión se tomará entonces. De momento, ni el presidente Aznar se ha postulado para el cargo ni todavía este cargo está creado', dijo. Palacio participó en Bruselas en una reunión del Presidium de la Convención Europea que comenzó a dar forma, por primera vez, a los artículos del futuro tratado constitucional de la Unión.

La ministra no quiso revelar los detalles del borrador sobre el que deberá pronunciarse el pleno de la Convención, pero recalcó que la institución por la que se debe velar es el Consejo, porque 'es la que más dificultades va a tener para adaptarse a la ampliación al Este'.