ANÁLISIS

RWE

recomendacion

Sobreponderar

riesgo

Alto

precio

41.2

cartera

NO

descripcion

RWE es una compañía alemana que ofrece productos y servicios en múltiples sectores como energía, minas, materiales básicos, química, agua, gas y electricidad en todo el mundo. Su capitalización bursátil llegaba hasta los 22.000 millones de euros a principios de 2002.

Las principales líneas de negocio de la compañía son tres:

1.- Su división de electricidad, situada en tercera posición por generación de electricidad en europa y en primer lugar en su país.

2.- El negocio del gas, en el que se posiciona en quinto lugar en europa. El EBITDA que aporta esta línea supone en torno al 3% del beneficio en el último año

3.- El tercer pilar de la compañía es su divsión de agua, lider en Estados Unidos y 3ª en el mundo.

El 60% dela facturación de la compañía llega desde Alemania, aunque se trata de una empresa con vocación internacional sobre todo en Estados Unidos(20% de la ventas). Su plan estratégico para los próximo años contempla una serie de adquisiciones para seguir creciendo sobre todo en el negocio del agua.

Como accionistas de referencia se sitúan RW Holdings con una participación del 11%, KEB mantiene un 10%, y la aseguradora Allianz el 12%.

estrategico

Precio: 25,63 euros (29/08/02)

Después de unos resultados semestrales en los que RWE reflejaba el claro éxito de su apuesta por concentrarse en su principal negocios, las cifras del tercer trimestre no logran mantener ese mismo brío y dejan un amargo sabor de boca en la parte baja de la tabla. A pesar de los buenos resultados operativos, los costes derivados de la reestructuración de su negocio de medio ambiente, así como los derivados de su inversión en Hochtief y una amortización del fondo de comercio por encima de lo previsto, lastra de manera clara la cuenta de PyG.RWE continúa consolidándose en sus ¢Core Business¢, con un EBITDA que crece en un 9% para su división de agua, en el 13% para electricidad y en cerca de un 40% en gas, si bien en este caso la modificación del perímetro de consolidación es muy significativa tras la incorporación al mismo de Transgas.

Además de unos resultados poco llamativos en cuento a mejoras en las perspectivas, RWE acaba de anunciar que en 2003 no alcanzará los objetivos que inicialmente tenía marcados como consecuencia de las peores previsiones para sus filiales Thames Water, Innogy Holdings y Transgas, que seguirán suponiendo un fuerte lastre en lo que a amortizaciones se refiere. Como consecuencia, preferimos mantenernos cautos con respecto a RWE, si bien el elevado potencial de revalorización que mantiene con respecto a nuestro nuevo precio objetivo de 41,20 euros nos permite SOBREPONDERAR sus títulos.

financiero

La liberalización del mercado de la energía en la Unión Europea incrementó la competencia entre las mayores empresas, lo que originó un giro en la estrategia del grupo alemán, dejando de ser un conglomerado para concentrarse en su negocio principal, energía y servicios medioambientales. Así, la compañía se fusionó con VEW y vendió sus participaciones en E-Plus (telecomunicaciones) y Condea (química).

En el ejercicio 2001, RWE reforzó su posicionamiento en su división de agua con la adquisición de Thames Water (Reino Unido), American Water Works (EEUU) y Dabrowa Gornicza (Polonia). En julio del presente año Thames Water acordó la compra del 75% de Pridesa y Ondagua a la española Iberdrola.

En el mercado energético, RWE completó la adquisición de Inogy (mayor operador de trading de gas y electricidad en el Reino Unido), una vez que el 83% del accionariado de la compañía eléctrica británica aceptó las condiciones de la OPA lanzada por RWE. Con esta operación, aprobada por la Comisión Europea el pasado 17 de mayo, RWE tendrá alrededor de 20 millones de clientes y refuerza su posición de liderazgo en el mercado europeo.

En el sector de gas, RWE ha respondido a la compra de Ruhrgas por E.On con la adquisición de la compañía checa Transgas y participaciones en ocho distribuidores regionales, alcanzando así el cuarto lugar del ranking europeo. La transacción confiere a RWE Gas una posición clave en la distribución de gas en Europa, ya que Transgas es propietario de un gaseoducto que asegura el 20% de aprovisionamiento de Europa Occidental.

Resultados de tercer trimestre de 2002

El grupo energético alemán obtuvo un resultado neto de 906 millones de euros durante los nueve primeros meses del año, lo que representa una caída del 12,3% con respecto al mismo periodo del año anterior. Pese a que el resultado ordinario ha estado en línea con las estimaciones, el beneficio neto se ha situado por debajo como consecuencia del mayor fondo de comercio y extraordinarios negativos.

La compañía publica sus resultados en base pro forma debido a ciertos cambios producidos con respecto al ejercicio 2001: Hochtief pasa de consolidarse globalmente a hacerlo por puesta en equivalencia, entrada en el perímetro de consolidación de sus últimas adquisiciones (Transgas en mayo e Inogy a partir del 1 de junio), el 50% de la joint venture Shell & DEA Oil deja de consolidarse debido a su venta y finalmente se han ajustado las cifras de Thames Water´s para hacerlas directamente comparables.

La cifra de negocio se elevó hasta los 40.411 millones de euros, un 2,7% más gracias al crecimiento de los negocios principales del grupo (+ 33,2% ¢core business¢ Vs. ­34% ¢non core operations¢), que representan más del 70% de sus ingresos. Destaca igualmente el efecto positivo de la primera consolidación de Inogy (+2.914 millones) y Thyssengas (+772 millones) en las divisiones de electricidad y gas respectivamente. Excluyendo este efecto y la desconsolidación efectuada en Shell & DEA Oil joint venture, la cifra de ventas se hubiera incrementado un 1,2%.

El buen comportamiento del ¢core business¢ compensa la fuerte caída de los negocios no estratégicos, lo que demuestra el éxito de la compañía en su esfuerzo por concentrarse en sus actividades principales (electricidad, agua, gas y servicios medioambientales). El resultado operativo del ¢core business¢ crece un 29%, mientras que las actividades no principales experimentan una caída del 64%. Sin considerar las adquisiciones de Transgas e Inogy, el ¢core business¢ se habría elevado un 17%.

Desglose por actividades:

- Electricidad (ventas +37,6%; resultado operativo +46,3%): buen comportamiento de las ventas y resultado operativo como consecuencia de las primeras consolidaciones junto a la favorable evolución de los márgenes en Alemania. El salto entre crecimiento del EBITDA (+13,5%) y resultado operativo (+46,3%) se debe a las menores provisiones dotadas en 2002 en relación a 2001.

- Gas (ventas +47%; resultado operativo +25%): con un crecimiento del resultado operativo del 25%, la división gasista se ha favorecido de la consolidación de Transgas por primera vez en este trimestre (con efecto desde el 1 de mayo). Sin Transgas habría crecido únicamente un 3%.

- Agua (ventas +2,3%; resultado operativo +6,7%): el resultado operativo creció un 6,7% debido al efecto de la primera consolidación de RWW, ANSM y ESSEL, al ahorro de costes y al incremento de las tarifas que afecta a su filial estadounidense, E´ town.

- Servicios medioambientales (ventas +4,9%; resultado operativo ­17,9%): a la desaceleración de esta área, como consecuencia del incremento de la competencia en el mercado alemán, se unen las malas perspectivas para el resto del año por el estancamiento del negocio doméstico-comercial de residuos.

La política de adquisiciones se refleja en la deuda financiera neta que asciende a 15.441 millones de euros Vs. 10.597 millones de 31 de diciembre de 2001 y 11.723 millones de primer semestre de 2002. Este efecto se ha visto parcialmente compensado por las plusvalías obtenidas en la venta de Shell & Dea Oil.

Outlook para 2002: la compañía espera obtener un resultado operativo ligeramente superior a los 3,9 billones de euros registrados en 2001, a pesar del mal comportamiento de la economía alemana y el significativo retroceso de los resultados de sus negocios no principales. Anticipan que el ¢core business¢ contribuirá en un 20% al crecimiento.