Crecimiento

Repsol supera la media del sector europeo con un alza del 2,70% en el año

La racha ha cambiado a mejor para Repsol. La petrolera hispano-argentina acumula un alza del 2,70% en lo que va de año después de haber perdido un 23,08%, 3,76% y 26,06%, respectivamente, en los tres últimos años. Este registro la convierte en la segunda mejor petrolera europea por detrás de Cepsa (4,83%). Empresas como Eni y Totalfina bajan el 4,18% y 3,53%. La caída media del sector se sitúa en el 1,40%.

La primera sesión de la semana fue bastante irregular y después de alternar pérdidas y ganancias finalizó con un recorte del 0,31%, frente a un descenso del 1,50% del resto. Las petroleras respondían así de forma muy dispar a la decisión de la OPEP de aumentar un 6,5% la producción diaria de petróleo para paliar la falta de crudo venezolano en el mercado y las tensiones en Irak.

Las petroleras reconocieron ayer que la medida servirá para aliviar un poco la tensión y paliar el crecimiento de los precios. Los analistas, por otro lado, comentaron que es insuficiente el incremento del número de barriles, puesto que con la crisis de Venezuela se han dejado de producir dos millones de barriles de crudo diarios, mientras que la OPEP sólo ha incrementado su producción en 1,5 millones.

Mejoran las valoraciones

En estos comienzos de año el sesgo de los expertos sobre Repsol ha cambiado sensiblemente. La mayoría de las recomendaciones se inclinan por retener o comprar y no hay ninguna que aconseje deshacerse del valor.

Entre las firmas internacionales de mayor optimismo se encuentra Schroders Salomon Smith Barney, que acaba de emitir un informe sobre la petrolera hispano-argentina en donde se recoge la recomendación de sobreponderar y un objetivo de 16,50 euros, precio que supone un potencial de revalorización del 27,51%, respecto al último cierre. Aunque, eso sí, los expertos reconocen que el riesgo de estar en Repsol es alto.

Las perspectivas de Salomon se centran significativamente en una mejora del negocio. En este sentido, los analistas consideran que las dificultades pueden continuar en Argentina, pero a precios actuales, un escenario negativo está altamente descontado en las acciones de Repsol. Por el alto descuento que presenta, Salomon ha situado a la petrolera española como un valor lo suficientemente atractivo dentro del sector como para estar dentro de él en este ejercicio. Además, esperan un crecimiento en la producción del petróleo y del gas del 12% en este periodo, lo que ayudará a paliar los efectos que tenga en los resultados su exposición en Argentina. De tal forma que calculan que el beneficio en Argentina pasará a representar el 21% en 2003, frente al 31% del año pasado.

Salomon también es de la opinión de que la empresa está capacitada para reducir su deuda en más de 3.000 millones de euros en los próximos dos años.

De cualquier forma, los analistas están expectantes con los nuevos planes estratégicos que Repsol dará a conocer probablemente antes de abril. Será la primera vez que el grupo hará públicos sus objetivos desde el mes de julio de 2001, que fueron muy criticados y proyectados antes de que la crisis en Argentina se agudizase de manera muy drástica.

Fuera del país andino, la fortaleza en los beneficios de Repsol se encuentra en el negocio del refinado y marketing. En este sentido, en 2002 los márgenes por el área de refinado han sido los más bajados registrados por la industria en la última década. Salomon espera una recuperación para 2003, que compensarán también la exposición en Argentina.