Internet

Hacienda advierte posibles responsabilidades penales en la venta de Olé a Telefónica

El informe elaborado por el perito de la Agencia Tributaria sobre la venta del buscador de Internet Olé a Telefónica por parte, entre otros, de su fundador, Josep Vallés y del ex consejero de Telefónica, Martín Velasco, asegura que dicha operación "podría entrañar responsabilidades penales".

En el informe al que ha tenido acceso la agencia EFE, la inspectora de Hacienda Margarita Muñoz señala que se han apreciado "indicios de irregularidades que eventualmente podrían entrañar responsabilidades penales", pero no cifra la cuantía del posible fraude fiscal.

El fiscal del denominado 'caso Olé' ya había estimado el pasado mes de abril la existencia de delitos fiscales en la operación, además de otros de estafa y apropiación indebida por parte de los acusados en esta operación, una de las de mayor cuantía en la historia española del sector de las empresas tecnológicas de Internet conocidas como 'punto.com'.

La inspectora de Hacienda advierte ahora en el informe de que "la concreción de las mismas -las irregularidades- exigen la práctica de las diligencias de instrucción complementarias que anteriormente se han especificado" y demanda más de 50 documentos o informes mercantiles o fiscales para concretar dichas responsabilidades.

Estos documentos se solicitan a Telefónica, a su filial Terra, a los implicados en la venta, además de los mencionados Josep Vallés y Martín Velasco, al resto de los vendedores: José Vallés Saura -padre de Josep Vallés-, José Gaspa y Jordi Durán; además de requerimientos de datos a la Comisión del Mercado de Valores, a Hacienda o a las autoridades fiscales de Bélgica, Suiza y Luxemburgo.

El denominado "caso Olé" se remonta a noviembre de 1996, cuando el entonces director de la Fundación Catalana per la Recerca, Josep Antoni Plana Castellví, vendió el buscador Olé por 200.000 pesetas al empleado de la fundación Pep Vallés, quien lo revendió tres años más tarde a Telefónica por unos 3.000 millones de pesetas -18 millones de euros- para crear la filial de Internet Terra.

La operación de venta de Olé a Telefónica se realizó a través de la sociedad instrumental luxemburguesa Infosearch Holdings, en la que presuntamente participaban, entre otros, el ex consejero de Telefónica Martín Velasco y la Fundación Infantia, con sede en Suiza.