æscaron;ltima

Cocina tradicional envasada al vacío

Primero fueron los embutidos envasados al vacío, después las pizzas y así una larga lista de alimentos, incluida la tortilla de patata. Ahora, coincidiendo con la Navidad, ha llegado el turno del cordero y el cochinillo, dos platos de la cocina tradicional española. La empresa familiar López Market ha puesto en marcha El Asador en Casa, un negocio basado en la comercialización de corderos lechales y cochinillos ya cocinados y herméticamente precintados.

Esta técnica permite alargar el periodo de conservación de los alimentos, que en este caso se extiende a 20 días, según los promotores de la iniciativa. æpermil;stos destacan, además, que así se garantizan las condiciones higiénicas durante todo el proceso.

Una vez adquirido el producto, lo que hay que hacer es extraerlo de su envase y calentarlo durante ocho minutos en el microondas o 20 si se trata de un horno tradicional.

La materia primera, procedente Segovia y Guadalajara, se separa en raciones y se asa en un horno profesional durante dos horas y media. Una vez asada, se deja a temperatura ambiente y cada ración de un cuarto se envasa con su propia salsa. Para el mantenimiento de la carne no se utilizan ni conservantes ni colorantes.

El precio de cada paquete es de 24,64 euros, a los que hay que sumar otros tres euros si el pedido es a domicilio. No obstante, la empresa diseña actualmente una nueva línea de distribución en tiendas y gasolineras para impulsar su crecimiento.

Hasta el momento, los principales clientes de este plato no son sólo los domicilios particulares, sino hoteles, restaurantes y cafeterías de pequeño tamaño. En opinión de Ángel Luis López, responsable de la empresa, 'estos establecimientos se ahorran la planificación de las compras en previsión de las comandas del día y también logran un control de costes más eficiente debido a la ausencia de mermas de mercancía cocinada y no servida'. Otra cosa es que adviertan al público sobre las condiciones del asado.

Ángel Luis López relata que 'optamos por utilizar cordero y cochinillo por la gran aceptación que tienen entre el público y porque detectamos un hueco en el mercado, ya que cocinarlos en casa requiere, sobre todo, tiempo, algo que no sobra en la actualidad'. Agrega que 'de lo que se trata es de dar con los gustos de la gente y facilitar, en la medida de lo posible, su forma de vida'.

La compañía, nacida en 2001, ha dado el salto a los asados tras 20 años dedicados al negocio de la pastelería y cuenta con una plantilla de 26 empleados, que ampliará a medida que crezca la demanda.

La comida a domicilio ha crecido de forma espectacular. En los últimos años han aumentado significativamente los restaurantes que ofrecen platos y hasta menús completos para ser degustados fuera del local. Paralelamente, se ha disparado el número de empresas dedicadas al reparto de comida. No sólo los hogares, sino también las oficinas han contribuido a impulsar el negocio, con una tendencia creciente en toda la Unión Europea, siguiendo la estela de Estados Unidos.

La incorporación de la mujer al mundo laboral ha modificado unos hábitos, cuya cobertura se ha convertido en un lucrativo negocio. Por ejemplo, Telepizza cuenta ya con más 767 establecimientos en ocho países (incluida España), 213 franquicias y una plantilla de 22.500 empleados.