Divisas

El peso argentino se mantiene estable tras el fin del 'corralito'

La moneda argentina permanece estable frente al dólar pese al temor que había generado la apertura del corralito, una medida que libera completamente depósitos por valor de 21.000 millones de pesos (6.090 millones de dólares). El Gobierno confiaba en que ese dinero no disparará el precio del dólar.

En el mediodía, el peso se negociaba a 3,65/3,66 unidades por dólar, sin cambios frente al cierre del viernes y con una tendencia que podría mostrar incluso una posterior mejora, según los expertos. Sin embargo, en las casas de cambio, el peso se ha depreciado de 3,7 a 3,6 dólares.

El levantamiento de las restricciones bancarias permite disponer de todo el dinero de las cajas de ahorro y cuentas corrientes. En las calles de Buenos Aires se formaban filas de hasta cien metros en algunos bancos a la espera de poder comprar dólares, pero la intervención del Banco Central frenaba algún intento de fuga de fondos.

El ministro argentino de Economía, Roberto Lavagna, afirmó hoy que "no debería haber ninguna razón" para que salgan del sistema los cerca de 21.000 millones de pesos que hoy quedarán liberados tras la apertura del 'corralito', una medida que entrará hoy en vigor y que servirá "para que funcione la economía".

Lavagna afirmó que la liberación de las restricciones a la retirada de efectivo de las cuentas corrientes y cajas de ahorro, tras un año de severas limitaciones, "debería ser totalmente normal".

El 'corralito' que hoy concluye, una medida que tantos quebraderos de cabeza ha provocado a muchos argentinos, había sido puesto en marcha el 3 de diciembre de 2001 por el entonces ministro de Economía Domingo Cavallo, con el objetivo era evitar las constantes fugas de depósitos que amenazaba con acabar con las reservas internacionales.