Tráfico

Compartir coche para ahorrar espacio

Los más de 3.500 trabajadores del Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), en Málaga, empezarán el próximo año a compartir el vehículo con el fin de aliviar las congestiones de tráfico que hay a la entrada y salida del recinto en las horas punta, mejorar los problemas de aparcamiento y ahorrar dinero en combustible.

La propuesta para compartir coche ha partido de la dirección del PTA, que pretende con esta propuesta ofrecer un servicio profesionalizado, no un apaño con anuncios en el tablón.

En los últimos dos años ha realizado un estudio de movilidad para conocer la media de automóviles que acceden al complejo tecnológico, zonas en las que viven los trabajadores, horarios y rutas que siguen hasta su trabajo.

A finales de año está previsto que esté lista una herramienta informática que cruzará la información y permitirá poner en contacto a aquellas personas que residen en un mismo sector, tienen una ruta común hasta su empresa y comparten horarios. La intención es que el personal empiece a compartir los coches en los primeros meses de 2003.

El rápido crecimiento del parque tecnológico ha propiciado que en sólo 10 años de vida albergue a más de 250 empresas, que en conjunto emplean a 3.500 personas. Además, la tecnópolis, enclavada a 15 kilómetros de la ciudad, comparte los accesos con la ciudad universitaria y un hospital.

La importante afluencia de personas se combina con un servicio de transporte insuficiente. Según el estudio elaborado por el parque, el uso del autobús público es anecdótico: 'æscaron;nicamente hay una línea con una frecuencia de 30 minutos y aquí, entre las 7 y las 8.30 horas de la mañana es cuando se mueve todo el mundo', apunta el director del PTA, Felipe Romera. Y lo que es peor: 'En una década el movimiento diario se calcula que será de 20.000 personas sólo en el parque'.

El segundo problema de la tecnópolis es la falta de aparcamiento. 'Hay edificios de oficinas con 500 personas y cuando se diseñó el parque jamás se pensó que eso sería posible'.

La iniciativa para compartir coche busca, obviamente, descongestionar los accesos, aliviar los problemas para aparcar, pero también 'generar una cultura cívica nueva'.

Felipe Romera, además, ofrece un tercer argumento, el ahorro. 'Si uno suma los gastos de combustible, seguros del automóvil y aparcamiento, llegará a la conclusión de que un buen porcentaje de sus ingresos los destina a este concepto y que compartir coche puede ser muy rentable'.

La iniciativa para compartir coche se ha adscrito al proyecto Most de la Unión Europea, que tiene por objetivo estudiar las necesidades de movilidad en las ciudades europeas y ofrecer alternativas.

Los criterios de la sociedad del conocimiento

La proposición del Parque Tecnológico de Andalucía de que los trabajadores de las empresas que alberga compartan sus vehículos para acudir al trabajo tuvo lugar después de comprobar que habían quedado obsoletos los criterios que se aplicaron cuando se diseñó la tecnópolis.El parque se proyectó a finales de los años ochenta, siguiendo los conceptos de la sociedad industrial en los que la superficie media por trabajador era de 50 metros, mientras que los vehículos ocupaban 25 metros. Ahora, en un entorno de empresas tecnológicas que componen una muestra de lo que se denomina sociedad del conocimiento, el espacio medio por trabajador es de ocho metros cuadrados, mientras que su vehículo sigue ocupando los mismos 25 metros que necesitaba en los años ochenta. Este cambio es, a juicio del director del parque, Felipe Romera, lo que han provocado congestiones en los accesos y problemas de aparcamiento en el complejo tecnológico.