Pacto de estabilidad

El Bundesbank pospone la recuperación de Alemania hasta el segundo semestre de 2003

El presidente del Bundesbank (emisor), Ernst Welteke, prevé una progresiva recuperación económica en Alemania en 2003, aunque el consumo privado puede demorarse aún más por ir casi siempre a la zaga de otras inversiones.

En un discurso en las jornadas empresariales de Bielefeld, Welteke se lamentó del bajo crecimiento en Alemania, que para el tercer trimestre se colocará en tan sólo un 0,3%, una décima menos que la media de la eurozona, y de la muy modesta aceleración, si bien consideró que no se ha producido un estancamiento.

A su juicio, no será hasta 2003 cuando la economía germana despegue realmente, siempre que no haya un conflicto militar en Oriente Próximo, que causaría una subida de los precios del petróleo, con repercusiones negativas sobre la economía mundial, y que tendría consecuencias imposibles se prever ahora. Welteke agregó que los mercados financieros también pueden contribuir el año próximo a mejorar las condiciones económicas, ya que los precios de las acciones están más acordes con las expectativas de ganancias de las empresas y que, por otra parte, está menguando la aversión al riesgo de los inversores.

Además, el banquero alemán cree que las inversiones en equipos pueden recuperarse a mediados de 2003, aunque el consumo privado, como siempre, se demorará algo más en mejorar. Con todo, el banquero pronosticó que el impulso decisivo llegará posiblemente del comercio internacional y en el caso de Alemania, de las exportaciones, que entre 1995 y 2001 han pasado representar del 9 al 10% de la economía mundial.

Déficit público

El vicepresidente del Banco Central de Alemania (Bundesbank), Juergen Stark, ha advertido hoy que el déficit público alemán podría superar de nuevo en 2003 el 3% del Producto Interior Bruto (PIB), el límite previsto en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento.

En una entrevista publicada en 'Sueddeutsche Zeitung', Stark señala que las medidas de ahorro decididas por el ministro de Finanzas, Hans Eichel, no bastarán para situar el déficit público por debajo del límite del 3%.

Según el responsable del instituto emisor germano, es "difícil" saber si la subida prevista de los ingresos fiscales y el recorte de los gastos "alcanzarán la amplitud esperada". El Gobierno prevé reducir el déficit al 2,75% en 2003, después del 3,75% de este año.