Conflicto

Turquía suspende la importación de crudo iraquí de contrabando

El Gobierno turco ha decidido suspender la compra de petróleo ilegal procedente de Irak, según una información publicada por el diario The New York Times.

Las hipótesis son varias. Los independentistas kurdos afirman que el movimiento responde a la intención de Ankara de cortar su financiación para frenar sus aspiraciones independentistas. Diplomáticos occidentales lo sitúan en los movimientos diplomáticos que se están desarrollando en la región, de cara a la inminente guerra en Irak. Por último, fuentes del Gobierno turco afirman que la decisión responde a que el exceso de suministro perjudica a los operadores locales.

Lo cierto es que el movimiento del nuevo Gobierno del Partido de la Justicia y Desarrollo (AKP), formación puesta en tela de juicio en Occidente por su vocación islámica, acerca a Turquía mucho más aún a las posiciones de EE UU y de la UE.

La decisión coincide con momentos de intensidad política y económica. El líder del AKP, Recep Tayyip Erdogan, presiona a Bruselas para que fije en la Cumbre de Copenhague, que se celebrará la semana próxima, una fecha de inicio de las conversaciones de adhesión. Por otra parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) llega hoy al país para estudiar el grado de cumplimiento del acuerdo por el que Turquía está recibiendo un préstamo de 16.000 millones de dólares (una cantidad similar en euros).

El tráfico de petróleo de contrabando entre Irak y Turquía llegó a representar en sus días de auge 600 millones de dólares anuales. Pero los especialistas estiman que este comercio es muy escaso en la actualidad.