Kuwait

Ataques contra soldados y un civil de EE UU en países árabes

Dos soldados estadounidenses resultaron heridos de gravedad ayer en Kuwait por los disparos de un policía de ese país, lo que supone el tercer ataque contra militares de Estados Unidos que se registra en el emirato en el último mes y medio.

Las autoridades kuwaitíes informaron que el agresor tenía sus facultades mentales perturbadas, antes de precisar que había huido a la vecina Arabia Saudí, cuyo Gobierno ha iniciado ya las operaciones para su búsqueda y captura. El atentado se produjo cuando los dos soldados viajaban en un automóvil civil por el desértico sur de Kuwait y fueron atacados por el terrorista, al parecer un policía de tráfico cuyos disparos alcanzaron a uno en el rostro y al otro en la espalda. La vida de ambos no corre peligro, aunque su 'situación es crítica pero estable', se informó oficialmente.

En Beirut, una misionera de 30 años resultó muerta a tiros ayer en Sidón, en el sur del Líbano, en lo que podría ser el primer atentado terrorista contra un ciudadano de Estados Unidos desde el fin de la guerra civil libanesa en 1990. La misionera, de credo evangélico, se llamaba Bonnie Wurholl, y fue asesinada cuando entraba a la enfermería donde trabajaba. Un desconocido le disparó a quemarropa en la cabeza.

Por otra parte, en Arabia Saudí, un restaurante de la cadena de comida rápida estadounidense McDonald's fue rociado y quemado con un líquido inflamable en la ciudad de Al Jarj, al sureste de Riad, cerca de la base aérea donde Estados Unidos tiene sus unidades en el país, informó ayer la agencia de noticias local SPA.