Tribunal de cuentas

La UE detecta errores en las ayudas agrarias de 2001

El Tribunal de Cuentas Europeo constató ayer que en 2001 se detectaron 'errores' en los pagos de las subvenciones agrícolas y de las ayudas estructurales, debidos en gran parte a las deficiencias de los sistemas implantados por la Comisión y los Estados miembros para gestionar y controlar los fondos.

El presidente del Tribunal de Cuentas Europeo, Juan Manuel Fabra, explicó que en 2001 se registró un excedente presupuestario de más de 15.000 millones de euros (el 16% del presupuesto) y que la causa principal fue el retraso en la ejecución de las acciones estructurales en que incurrieron los Estados miembros.

Fabra detalló que en el caso de las ayudas agrícolas, que son el 47% del presupuesto comunitario, 'el principal problema consiste en la inexactitud de las declaraciones de los receptores de las subvenciones' en base a las que se realizan los pagos.

Precisó que 'no todos los errores son irregularidades ni fraude', aunque en el caso del lino 'ha quedado claro' que se hicieron unos pagos que no correspondían, por lo que habrá que 'reintegrar esas cantidades y pedir responsabilidades'.