Valoraciones

Perspectivas optimistas para el comercio mundial

La OCDE reconoce que la debilidad económica mundial ha afectado al comercio, pero deposita unas enormes expectativas en el sector para los próximos años. El Informe de Perspectivas Económicas publicado ayer prevé un crecimiento del comercio mundial del 2,6% para este año y nada menos que de un 7,7% en 2003 y el 8,8% en 2004.

Las valoraciones de la OCDE contrastan con las previsiones mucho más conservadoras de la Organización Mundial del Comercio, que pronostica un magro crecimiento del 1% para este año. Incluso el Fondo Monetario Internacional (FMI) ofrece una proyección inferior, el 2%.

El grado de cumplimiento de las proyecciones comerciales es esencial para que se cumplan las previsiones de la OCDE en términos de expansión económica. No en vano, la asociación reconoce que las 'exportaciones han sido el principal motor del crecimiento de la producción en la zona euro a lo largo de 2003'.

América Latina

Una de las regiones más dependientes de la evolución del comercio es el área latinoamericana. La OCDE reconoce que la región 'ha sufrido' el impacto de la crisis de Argentina. La organización estima que la situación del país austral 'se ha empeorado y ha extendido la crisis a Uruguay y Paraguay, a través del comercio, el turismo y los canales financieros'.

Otro afectado es Brasil. A pesar de 'haber impulsado unas políticas macroeconómicas más que recomendables', Brasil ha visto cómo el coste de la deuda se encarecía según se acercaban las elecciones. Los mercados apostaron contra el candidato populista Luiz Inácio Lula da Silva, que finalmente venció.

La OCDE considera que algunos países latinoamericanos han logrado salvar en cierta medida la situación. En el caso de Chile, 'una sólida gestión política le ha servido de escudo, aunque el crecimiento se ha retrasado'. Respecto a México, la OCDE considera que ha logrado eludir en parte las dificultades de financiación y de caída de la inversión extranjera que han caracterizado a la región.