Ascenso

Los buenos resultados empresariales inyectan optimismo a las Bolsas

Las Bolsas necesitaban de buenas justificaciones para subir. Y ayer los resultados empresariales fueron un excusa con fundamento. Las cifras trimestrales, mejores de lo esperado, de Repsol otorgaron al Ibex el soporte suficiente para que la Bolsa española lograra cerrar con un avance del 1,35%. También contribuyó el empuje de Telefónica y de su filial de móviles, impulsadas por los buenos resultados de Vodafone.

La subida del Ibex superó a la de París (+0,36%), pero fue algo inferior a la de Londres (+1,73%), Milán (+1,77%) o Francfort (+2,43%).

Los inversores, sin embargo, no se olvidan de la posibilidad de una guerra en Irak. Después de que el Parlamento de Bagdad recomendara el lunes rechazar la última resolución de Naciones Unidas sobre el desarme de Irak, todo está en manos de Sadam Hussein, que tiene hasta el viernes para responder a las exigencias de la ONU.

Algunos analistas confían en que el conflicto tenga una resolución positiva, al entender que Sadam Hussein acabará cediendo a las presiones internacionales. En este sentido, destacan que las alzas del petróleo en las últimas dos sesiones han sido mínimas, el 1,14%. Fue en Wall Street donde esta teoría caló más hondo y tanto el Dow Jones como el Nasdaq abrieron la sesión con notables alzas.

La prima de guerra que siguen pagando los mercados fue contrarrestada por una serie de buenos resultados empresariales que aportaron confianza a los bolsistas. El catalizador de la subida registrada ayer por la Bolsa española Ibex llevó el nombre de Repsol. La petrolera subió el 5,55% tras anunciar un beneficio operativo de 2.445 millones de euros, un 41% inferior al obtenido en el mismo periodo del año anterior, pero por encima de las previsiones del consenso del mercado, que esperaba unas ganancias de 2.385 millones de euros.

El otro punto de apoyo de la renta variable española fue Telefónica Móviles (+4,51%). El sorprendente recorte de beneficios de Vodafone (+12,69%) generó una ola de compras sobre el resto de telecos europeas que contagió al resto del mercado. 'Vodafone no sólo ha hecho subir al resto de operadoras, sino a todo el mercado. Ahora bien, no hemos de entender este dato como un signo de cambio de tendencia, es un hecho aislado que no modifica nuestra visión de cautela para el resto del mercado', apuntó Joan Bonet, gestor de activos de Credit Suisse Private Banking.

Otras compañías con resultados mejores de lo esperado apoyaron las compras en el resto de las Bolsas europeas. Entre las compañías cuyas cifras del último trimestre estuvieron por encima de las previsiones, destacaron el banco suizo UBS Warburg (+1,19%) y la entidad financiera italiana Intesa (+7,96%).

Por otro lado, la alemana Bayer subió el 6,84% tras anunciar que no impondrá, como hacía hasta ahora, el poseer una participación mayoritaria en los acuerdos estratégicos que firme con otras compañías. Asimismo, en EE UU, Motorola, Cisco y Oracle contribuyeron a apuntalar las ganancias de la renta variables tras anunciar una mejora en las expectativas de sus negocios.

De vuelta a la Bolsa española, que registró un bajo volumen de negocio (apenas 1.400 millones de euros), destacaron también el avance de Altadis (+5,18%), que recibió las alabanzas de Goldman Sachs por la buena marcha de sus resultados, y la caída de Red Eléctrica, que retrocedió el 1,79%. Varios informes de analistas posteriores a la presentación de resultados de REE resaltan que éstos escondían un recorte en los beneficios esperados para los próximos cuatro años.

Por último, Sogecable subió el 3,77% (ha ganado un 11% en dos sesiones), pendiente de que hoy el Tribunal de Defensa de la Competencia entregue al Gobierno sus conclusiones acerca de la fusión de las plataformas digitales.

Vodafone, la referencia de las 'telecos' europeas

Muy pocas compañías pueden presumir de ser una referencia para el mercado. Una de ellas es Vodafone. Tal y como señalaba ayer un gestor de fondos londinense a Bloomberg, 'compañías como Vodafone son valores precursores de tendencias, si las cosas les van bien, contagian al resto su optimismo'. Eso es exactamente lo que sucedió ayer después de que los resultados trimestrales de Vodafone fueran mejores de lo esperado.Las principales operadoras de móviles europeas subieron al calor de la compañía británica. La francesa Orange subió un 5,82%, Telefónica Móviles ganó el 4,51%, Telecom Italia Mobile avanzó un 3,2% y el competidor de Vodafone en el reino Unido, MmO2, se revalorizó un 6,4%. Por su lado, Deutsche Telekom, que aún no ha sacado a Bolsa su filial T-Mobile, subió un 6,9% y France Télécom, que controla Orange, ganó el 6,65%. Los comentarios positivos de las firmas de análisis sobre Vodafone no tardaron en llegar, HSBC elevó la recomendación a comprar desde añadir. Credit Suisse First Boston reiteró su recomendación de mejor que el mercado y subrayó que los títulos de la británica están baratos. El precio objetivo de esta firma es de 120 peniques, un 8% por encima del cierre de ayer. Joan Bonet, de Credit Suisse, destaca, no obstante, que la situación de Deutsche Telekom y France Télécom sigue siendo complicada, ya que ambas compañías aún no han logrado rebajar su alto nivel de endeudamiento.