Crisis

HypoVereinsbank confirma que su recorte de empleos será más drástico de lo previsto

HypoVereinsbank, segundo banco alemán, tiene previsto aumentar el recorte de plantilla a más de los 9.100 empleados previstos por la crisis del sector, según ha declarado el presidente del consejo de supervisión, Kurt Viermetz, a Die Zeit.

La revista publica mañana unas declaraciones de Viermetz en las que señala que la entidad estudia todas las opciones, incluida la venta e integración de diversas divisiones, en vista de la profunda crisis que afecta a éste y otros bancos. De este modo, seguiría los pasos de su gran rival Deutsche Bank, para equilibrar, sin ir más lejos, el descenso de los beneficios que en el tercer trimestre fue más que vertiginoso, al saldarse con unas pérdidas netas de 345 millones. La entidad prevé para el conjunto de 2002 una provisión de riesgos de 3.300 millones, 800 millones más de lo pronosticado.

Según el banquero, el principal problema sigue siendo la débil situación económica en Alemania que lastra, asimismo, el balance de cajas de ahorros y bancos cooperativos. Los cuatro principales institutos crediticios germanos han anunciado una reducción de plantilla en los próximos años de más de 40.000 empleados para atajar los costes e incrementar la rentabilidad.