Tribunales

Soler Padró denuncia a Ibersuizas por la venta del 2,9% de La Seda a un fondo de EEUU

El abogado Jacinto Soler Padró, que posee el 6,5% de las acciones de La Seda de Barcelona, ha denunciado hoy en la Fiscalía de la Audiencia Nacional a la empresa Inversiones Ibersuizas por la operación de venta del 2,9% de este grupo químico al fondo de inversión Paul Capital Partner.

En la denuncia se señala que la operación "vulnera la normativa bursátil o puede incidir en el tipo penal de manipulación para alterar el precio de las cosas".

Inversiones Ibersuizas tenía hasta ayer el 8,61% de La Seda de Barcelona, y el presidente de este holding, Luis Chicharro, ocupa un puesto en el consejo de administración del grupo químico.

Ayer Ibersuizas vendió el 2,91% de La Seda al grupo inversor estadounidense Paul Capital Partners por 2,8 millones euros, aunque Ibersuizas mantiene la gestión de las acciones, y ésta es la operación que ha denunciado Soler Padró.

Soler Padró ha acompañado su denuncia a la Fiscalía con sendas cartas a la Sociedad Rectora de la Bolsa y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) donde solicita "que se anule la operación a fin de que la misma se haga efectiva a precio de mercado".

El grupo norteamericano ha pagado 3,23 euros por acción, precio superior en un 65% a los 1,92 euros a los que ayer cotizaba la acción de La Seda y también por encima de los 2 euros por acción que ofrece la Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) presentada por una firma instrumental.

Según la nota remitida ayer a la CNMV por Ibersuizas dicha OPA fue posterior al acuerdo alcanzado con el grupo norteamericano, que "no tiene por finalidad perturbar la citada oferta".

Según la carta de Soler Padró a la Sociedad Rectora de la Bolsa, "la operación es ilegal y vulnera los artículos 13 y 18 de la Ley del Mercado de Valores". En todos los escritos de Soler Padró se remarca que la actuación de Ibersuizas vulnera las condiciones de mercado ya que "no se comprende porque este accionista compra a 3,2 euros, cuando podría obtener las acciones en el mercado a menos 2 euros".

En la denuncia a la fiscalía se concreta que las plusvalías de la operación benefician a un sólo socio -Ibersuizas- en detrimento del resto de accionistas. En la carta a la CNMV incluso se solicita que el organismo regulador tome medidas para forzar la salida de Chicharro del consejo de La Seda por "deslealtad" y que en todo caso si la operación se hace efectiva que lo sea a precio de mercado.

Esta no es la única operación que enturbia la situación de La Seda, ya que hace un mes la sociedad PC S XXI Inversiones Bursátiles lanzó una OPA sobre el 25% del capital de la compañía química que la CNMV está estudiando.

Tras esta sociedad pantalla sólo aparece un ex empleado de Ebro Puleva, Gustavo Pérez Carballo, que actúa como administrador único y que si la OPA, a un precio de 2 euros la acción, triunfa deberá hacer frente a obligaciones financieras por valor de 11 millones de euros.

Los principales accionistas de La Seda son la Société Genérale, con casi el 11%; el Grupo Ibersuizas, con el 5,7%; el grupo Massó, con el 7,5%; Inversiones Hemisferio (Planeta), con casi el 7%; La Caixa de Cataluña, con el 5%; el grupo luso Matagostil, con el 4,5%, y Soler y Padró, con el 6,5%.