Informe

La ONU advierte que la parálisis del crédito en Asia estanca el crecimiento económico

La Comisión Económica y Social para Asia y el Pacífico de Naciones Unidas (Unescap, por sus siglas en inglés) alertó ayer sobre el problema que supone para la mayoría de las economías asiáticas el estancamiento de los créditos bancarios.

Según un informe publicado ayer por la Unescap, los bancos de Asia tienen miedo de prestar y las empresas están poco dispuestas a pedir prestado, lo que resulta en un círculo vicioso que amenaza con mantener el crecimiento económico apagado en la mayor parte de la región.

'Hasta que los bancos no vuelvan a tener su capacidad e intención de prestar y tengan menos aversión al riesgo, el ritmo de crecimiento económico se mantendrá apagado, debido a que los bancos evitarán muchos clientes', afirmó Hak-Su, secretario ejecutivo de Unescap, durante la presentación del estudio.

El informe ha sido realizado conjuntamente con el Banco Asiático de Desarrollo (BAD) bajo el nombre Rejuvenecimiento de las finanzas bancarias para el desarrollo en Asia y el Pacífico. El texto destaca, además, que las autoridades monetarias apenas han aportado pistas sobre cómo piensan resolver el problema de los préstamos. Una de las principales lacras que sufre la banca es la de los créditos incobrables, que alcanzaron números récord después de la crisis financiera de Asia de 1997, lo que ha erosionado el sistema bancario de muchos países.

Ahora, la mayoría de ellos están disfrutando de una 'amplia liquidez con tipos de interés bajos y descendentes', pero hay escasez de empresas deudoras 'que merezcan la pena'.

El informe refleja una falta de claridad en la región en lo que respecta al problema. 'La llamada crisis del crédito ha sido muy discutida en los últimos años con poca o ninguna indicación de lo que las autoridades deben hacer para superarla', sostiene.

El estudio destaca la microfinanciación como una herramienta efectiva para ayudar a los pobres, en particular a las mujeres, como parte de un proceso que sirva para mejorar los mercados financieros rurales en esos países.