Nueva York

Wall Street cierra al alza tras una jornada volátil de tendencia negativa

Tras una sesión de gran volatilidad en la que hubo la mayor parte del tiempo una clara tendencia a la baja, la Bolsa de Nueva York logró cerrar hoy con una nueva alza, gracias al impulso de las acciones de Microsoft.

Según cifras disponibles al cierre, el índice Dow Jones de Industriales subió 47,36 puntos (o un 0,57%) hasta los 8.322,40, después de que el jueves ganara el equivalente a un 2,97%.

El mercado Nasdaq subió 15,48 puntos (o un 1,22%) hasta las 1.287,77 unidades, tras la fuerte ganancia de un 3,24% del día anterior.

Tras las fuertes subidas de los últimos días, las bolsas de Nueva York se mantenían hoy con una clara tendencia a la baja ante las malas noticias de empresas como Ericsson y Sun Microsystems, y una lógica toma de ganancias.

La subida de ayer, sumada a la de cuatro de los cinco días anteriores permitieron una recuperación de más de 1.000 puntos del Dow Jones, o cerca de un 15%. Esta fortísima alza, para muchos analistas una reacción exagerada del mercado a las buenas noticias de resultados de algunas empresas, tentaba hoy a muchos inversores, que al vender sus títulos tomaban de inmediato suculentas ganancias.

Los analistas explican que hoy se producía una lucha entre las buenas y las malas noticias de empresas para ver cueles eran las que finalmente tomaban el liderazgo del mercado. En este ambiente de noticias más bien mixtas, al contrario de ayer, cuando casi todos los resultados alegraron a los inversores, la toma de ganancias inclinaba la balanza hacia las bajas.

Las acciones de Microsoft ganaban 1,17 dólares a 51,94 dólares, después de que anoche diera a conocer resultados en el tercer trimestre que batieron las expectativas de los analistas. Pero las acciones de Sun Microsystems perdían 0,10 dólares a 2,89 dólares y las de Ericsson 09,03 dólares a 0,51 dólares, arrastradas por sus anuncios de resultados que decepcionaron a los expertos e inversores.

Los expertos han agregado que hoy se produce el cierre de los contratos de futuros de acciones e índices para octubre, lo que hace que se produzcan una serie de ventas y compras obligatorias, lo que siempre aumenta la volatilidad de las bolsas.