Ferrocarril

El BEI concede el mayor préstamo de su historia a las obras del AVE

La ampliación de la UE a los países del Este afectará a la financiación de las obras españolas de Alta Velocidad (AVE). La inclusión de nuevos países en la UE conllevará presumiblemente que España deje de recibir fondos comunitarios a partir de 2006, unos fondos importantes para costear parte de los 114.192 millones de euros a los que asciende el Plan de Infraestructuras 2000-2007, que la UE considera prioritarios.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) ha tenido en cuenta este escenario, según Philippe Maystand, presidente de la entidad, para la firma, que se concretó ayer, de cuatro protocolos con el Ministerio de Fomento por valor de 10.000 millones de euros. Se trata de un préstamo 'excepcional', señaló ayer el presidente de la institución financiera de la UE. 'España abre camino a otros países con la firma de estos protocolos de financiación, que van a seguir su ejemplo y forma de actuación', indicó. En particular, el acuerdo contempla que el GIF pueda percibir hasta 4.000 millones, de los que 2.500 ya están comprometidos.

Los 10.000 millones se distribuyen entre entes públicos dependientes del Ministerio de Fomento: el Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF), Renfe, Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) y Puertos del Estado.

El GIF recibe 4.000 millones, de los que ya han sido liberados 2.500 para la construcción de la línea de alta velocidad Madrid-Barcelona, Madrid-Valladolid y Córdoba-Málaga. Es la primera vez que el GIF acude al endeudamiento para costear las obras de la red AVE. Hasta ahora se financiaba con fondos europeos y aportaciones de Fomento.

Renfe recibirá 2.000 millones de préstamo, que destinará a nuevas infraestructuras. La compañía pública explica en su página de Internet que el año que viene Renfe 'acometerá la mayor inversión de su historia para hacer frente a las exigencias del futuro mercado de alta velocidad y la mejora de su red comercial'.

AENA percibirá un préstamo de 3.000 millones destinado al Plan Estratégico de Aeropuertos, y Puertos del Estado, 1.000 millones para impulsar el transporte marítimo.

El ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, dijo tras la firma que 'demuestra la confianza que esta entidad tiene en los gestores del Plan de Infraestructuras 2000-2007' y añadió que supone 'un fortalecimiento de la financiación de las inversiones de infraestructuras públicas en España'. El máximo responsable del BEI advirtió que se estudiará cada proyecto antes de autorizar los préstamos, aunque, indicó, 'conociendo cómo funcionan, eso no será problema'.

El Gobierno portugués defiende el paso por Cáceres

Valente de Olivieira, ministro de Transportes de Portugal, defendió ayer el paso del AVE Madrid-Lisboa por Cáceres. 'La única razón que nos hace escoger Cáceres es por ser la distancia más corta entre Lisboa, Oporto y Madrid', explicó tras un encuentro con la comisaria de Energía y Transportes, Loyola de Palacio.

El trazado del futuro AVE que unirá las capitales de España y Portugal es todavía una incógnita. El Gobierno español se ha mostrado partidario de una línea de conexión por Badajoz.

Los dos Gobiernos han de darse prisa si quieren optar a financiación comunitaria. A partir de 2006 previsiblemente dejarán de recibirla y la Comisión tendría que empezar a estudiar las ayudas cuanto antes.

El alcalde de Badajoz, Miguel Celdrán, anunció ayer la creación de una plataforma de alcaldes extremeños y portugueses para solicitar el paso del AVE y la celebración de una manifestación 'que contrarrestará las posibles presiones de Oporto', dijo.

El presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra, reclamó para su región 'el mismo AVE' que se está haciendo entre Madrid y Cataluña. 'Pido que el Gobierno haga el AVE Madrid-Badajoz y ya veremos qué pasa luego con Portugal y por dónde se enlaza'.

Ibarra reconoció que sintió 'rabia' cuando vio el miércoles las imágenes del viaje de prueba que realizó ese día el tren que recorrerá la futura línea y que contó con la presencia del rey Juan Carlos.