Modificación

El Congreso envía al Senado el 'decretazo' corregido

El Congreso de los Diputados dio ayer luz verde al proyecto de ley de reforma del desempleo (conocido como decretazo), con los votos a favor de PP, CiU y CC, y lo remitió al Senado, donde aún podrá incorporarse alguna que otra modificación.

El texto aprobado -que recoge los principales cambios hechos al decretazo- incluye también una novedad anunciada ayer por el PP: todos los contratos indefinidos que realicen los trabajadores autónomos a sus empleados estarán bonificados. En un principio se planteó que sólo estuviera bonificado el primer asalariado de los trabajadores autónomos.

El resto de los cambios aprobados ayer en el texto del decretazo son conocidos y afectan a la restitución de los salarios de tramitación en el caso de que el empresario no deposite la indemnización correspondiente en las 48 horas siguientes al despido; la devolución de la prestación por desempleo a todos los trabajadores fijos discontinuos; el otorgamiento de un plazo de 100 días de gracia a los parados para que en ese tiempo no estén obligados a aceptar el itinerario laboral que les facilite el Inem (ofertas de empleo, cursos, etc.) y la flexibilización de lo que se considerará oferta adecuada de empleo.

Ante un escaso y distraído aforo (apenas medio centenar de diputados), los portavoces en materia de empleo de todos los partidos representados en el Congreso defendieron ayer su postura ante el texto reformado del decretazo.

Apoyo matizado del PSOE

Los apoyos al Grupo Parlamentario Popular fueron los esperados: CiU y CC, con quienes el Gobierno ha negociado los últimos cambios que han escenificado la marcha atrás del Ejecutivo en sus pretensiones.

Si bien hubo alguna sorpresa, como el anuncio de un vehemente Ramón Jáuregui (PSOE) de que su partido retirará en el Senado todas las enmiendas socialistas que exigían la retirada del decretazo y la vuelta a la situación anterior.

Así, pese a verter duras críticas al Gobierno por no haber utilizado la 'flexibilidad y el diálogo antes de la huelga general', Jáuregui admitió que el PSOE tratará de mejorar la redacción de varios puntos de la reforma en el Senado.

El portavoz de IU, Antero Ruiz, mostró su preocupación por los cerca de 200.000 trabajadores, que según sus estimaciones han resultado afectados por el decretazo en sus cuatro meses de vigencia y que no van a ser resarcidos pese a que el Gobierno ha rectificado sus medidas iniciales.

El ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana, confirmó que no habrá compensaciones porque, entre otras cosas, 'no hay datos sobre los afectados', dijo. Sólo mantuvo la posibilidad de que en el Senado se atienda a la petición empresarial de no tener que costear la parte de salarios de tramitación generados por la lentitud de la justicia, e incluir otras mejoras técnicas.