_
_
_
_
Navarra

Padenasa y Alcer se unen para captar obras públicas

Padenasa, empresa navarra dedicada a la construcción de carreteras, y Alcer, especializada en infraestructuras hidráulicas y urbanas, han acordado su fusión para ampliar su penetración en el ámbito de las obras públicas. La unión coloca a la nueva compañía, denominada Arian, en una posición de ventaja en un segmento empresarial caracterizado por una excesiva atomización.

La nueva compañía prevé incrementar sus cifras de venta hasta los 60 millones de euros en el periodo 2002-2005. Arian cuenta con una plantilla de 250 trabajadores y su propósito es impulsar el mantenimiento de empleo estable en el sector. Los fondos propios de la nueva empresa ascienden a seis millones.

La oferta de las dos compañías fusionadas se incrementa al sumar la empresa Talga, especializada en el transporte y tratamiento de materiales de obras públicas, que cuenta con una flota propia de 17 vehículos. Además de su actividad en la Comunidad Foral, la nueva empresa controla la constructora Nariser, filial con sede en Logroño.

Padenasa y Alcer participan, junto a otras siete constructoras de Navarra y a través del grupo NEC, en las obras de la autovía que unirá Pamplona con Logroño. Para hacer frente a la ampliación de sus actividades, Arian cerrará el actual ejercicio con una inversión de 3,2 millones de euros.

El grueso de esta dotación se destina a la adquisición de maquinaria y a la habilitación de las oficinas que centralizarán la actividad de la resultante de la fusión.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_