Alza

Japón pasa por alto el atentado de Bali y sube un 3,60%

La globalización de los mercados y el dominio absoluto que Wall Street tiene de la situación quedaron ayer refrendados con la fuerte subida de la Bolsa de Tokio. Al ser el lunes fiesta nacional, se benefició del fuerte avance que experimentaron los mercados estadounidenses el viernes. Además, minimizó el impacto derivado del atentado en Bali. Esta última circunstancia, más psicológica que real, apoyó la tendencia de los mercados europeos en la mañana de ayer.

Al cierre, el índice Nikkei de los 225 principales valores ganó 307,12 puntos, un 3,60%, y cerró en 8.836,73 puntos. El indicador Topix, que reúne los valores más capitalizados, avanzó 28,14 puntos, un 3,32%.

La recuperación de casi 600 puntos en el indicador estadounidense Dow Jones de jueves a lunes produjo una oleada de compras que terminó una racha bajista que durante la semana pasada mandó al Nikkei a sus niveles mínimos en 19 años.

El alza del Nikkei fue liderada por valores relacionados con la exportación como Fanuc, Tokyo Electron, TDK, Advantest y Kyocera. Las empresas de telecomunicaciones, los fabricantes de aparatos eléctricos y los metales no férricos registraron las alzas más importantes.

Una información periodística según la cual Japón planea aumentar cinco veces su presupuesto anual de investigación en biotecnología hasta 2006 benefició a las empresas farmacéuticas como Eisai y Yamanouchi Pharmaceutical.

La empresa Ishikawajima-Harima Industrias Pesadas avanzó un 3,4% después de trascender que ha desarrollado un robot capaz de realizar inspecciones de seguridad en reactores de plantas nucleares.

El líder en volumen de negociaciones fue el banco Sumitomo Mitsui.