ANÁLISIS

Société Générale

recomendacion

Neutral

riesgo

Medio

precio

En revisión

cartera

NO

descripcion

Société Générale, segundo banco francés por capitalización, ofrece servicios financieros y bancarios a través de sus mas de 3.000 oficinas y 60.000 empleados distribuidos en 70 países. Su organización se desarrolla principalmente en 3 líneas de negocio:

1.- Banca Minorista. Ofrece servicios de banca universal tanto a clientes como a particulares.

2.- Gestión de Activos. Uno de los principales lideres en fondos de inversión, con una cuota de mercado cercana al 14%. Cabe recordar que el mercado francés de fondos de inversión es el mayor de Europa por volumen de activos, lo que nos da una idea de la importancia de la división.

3.- Banca de Inversiones y Empresas. Como objetivo prioritario tiene el de proporcionar una gestión integral a grandes empresas, instituciones y entidades del sector público.

En los últimos años el banco ha seguido una decidida expansión internacional, sobre todo en países de Europa del Este y Estados Unidos. Destacable también es su presencia en el negocio de los derivados de renta variable donde se sitúa como referencia en el ámbito mundial, sobre todo en la emisión de warrants.

Como accionistas de referencia se encuentran a CGU-Norwich Unión con un 6,8%, SCH con cerca de un 5%, Meiji Life con un 3,2% y la aseguradora AGF que tiene el 2,7% del capital. A destacar la participación de los empleados de la compañía que llega hasta el 7,7%. SG mantiene participaciones en Crédit Du Nord del que posee un 80%, Fiditalia un 100%, y en los bancos SCH 2,9% y Crédit Lyonnais con un 3,8%.

financiero

Société Générale alcanzó un beneficio neto de 2.154 millones de euros en el ejercicio 2001, lo que significa un descenso del 20% en relación con el año anterior. Estos malos resultados se han visto influenciados principalmente por las provisiones dotadas por la crisis argentina y la caída en el negocio de la banca de inversión.

Resultados de Cuarto Trimestre de 2001

En lo que se refiere a las cifras del cuarto trimestre tratadas de manera estanca, SG registró un beneficio neto de 442 millones de euros, un 22% menos que en el mismo período de 2000. Los ingresos crecieron un 7% y totalizaron 3.683 millones de euros, gracias a la buena progresión de la división de banca minorista y a diversas adquisiciones.

Volviendo al agregado anual, los productos financieros crecieron casi un 40% sobre todo por la partida de obligaciones y renta fija. El margen financiero del banco galo se elevó a 13.874 millones de euros, un 0,5% más que en 2000, con las comisiones que apenas crecieron y alcanzaron los 4.916 millones de euros. El resultado de explotación se redujo un 20% y se situó en 2.703 millones de euros desde los 3.392 millones del año anterior, destacando el aumento de los gastos generales en un 5%.

Por otra parte, sobresale el aumento de las amortizaciones que crecieron un 41% hasta los 1.067 millones de euros., con lo que el beneficio antes de impuestos registró una caída del 27% alcanzando los 3.066 millones de euros, arrojando un resultado atribuible de 2.154 millones de euros, un 20% menos que el ejercicio 2000.

Por sectores, la banca minorista obtuvo los mejores resultados, con un incremento del 12% de su beneficio neto, que alcanzó los 1.130 millones de euros. Los ingresos de esta división progresaron un 14%, hasta 7.829 millones de euros. En cambio, la gestión de activos redujo un 1% su beneficio neto, con 255 millones de euros, mientras que la división de banca de inversión ganó 654 millones de euros, un 43% menos que en 2000.

El grupo francés comprometió una partida extraordinaria de 346 millones de euros para hacer frente a la crisis argentina, cifra tres veces superior al activo neto de la implantación en Argentina, lo que debería permitir al grupo libertad de acción a lo largo de 2002.

En cuanto a las principales ratios a destacar la caída del ROE del 31%. El beneficio por acción también cayo desde los 6,78 euros por acción hasta los 5,35 euros del 2001.