ANÁLISIS

Royal Dutch, neutral

ESTRATæpermil;GICO

La actividad principal del grupo se divide en cinco áreas de negocio: Química, Producción y Exploración, Refino, Distribución de gas, Electricidad y Energías Renovables.

El principal destino de colocación de las ventas de crudo es Europa con un volumen aproximado del 44% de las ventas totales, mientras que sus principales competidores son BP Amoco y Exxon Mobil tanto por rama de actividad como por volumen de negocio.

FINANCIERO

Resultados de primer trimestre de 2002

Los resultados de 1T02 para el primer grupo petrolero europeo, segundo a escala mundial, registran un descenso del 42% en el beneficio y una reducción en el EBITDA del 32%, debido principalmente a la caída en el precio del crudo, un 20% menor que en el mismo periodo del año anterior.

Las ventas aumentaron un 5,1% hasta los 50.000 millones de dólares frente a los 47.827 millones del mismo periodo del año anterior mientras que los gastos financieros ascendieron a 87 millones de dólares (en 1T01 la partida recogía ingresos por un montante de 10 millones de euros) y los extraordinarios se contraen en un 50% si los comparamos con la cifra registrad un año antes.

En cuanto a la actividad de las diferentes divisiones, exploración y producción (E&P) disminuye su participación en el beneficio en unos 1.455 millones de dólares, lo que supone un registro que se sitúa un 49% por debajo del que lograra en el mismo período del año 2001, como consecuencia de la caída del precio del crudo y el gas en Estados Unidos.

En cuanto al negocio de refino y marketing (R&M), lastra los resultados de la compañía al contraerse sus cifras trimestrales en un 54% con respecto a 2001, a consecuencia del estrechamiento en los márgenes de refino, especialmente en lo que hace referencia a sus actividades centradas en Asia y en Europa.

Dentro del área de Gas y Energía (G&E) los menores precios del gas se muestran como el principal detonante del descenso en los resultados, que se sitúan en referencias inferiores en un 39% a las de un año antes, aportando al resultado global 216 millones de dólares.

La división de química ha sido la única excepción a la evolución negativa del resto de áreas de negocio de la compañía, gracias sobre todo a una reducción drástica de costes y al incremento de volumen de ventas hasta alcanzar los 75 millones de dólares, un 42% más que en 1T01.

En cuanto a las principales ratios, la rentabilidad por dividendo pasa hasta el 2,6% desde el 3,5% del 2001, mientras que Beneficio por Acción (BPA) desciende hasta los 3,4 euros por acción desde los 3,87 de un año antes.