ANÁLISIS

Deutsche Telekom,infraponderar

ESTRATæpermil;GICO

De cara a los próximos meses la evolución del sector presenta unas débiles perspectivas de recuperación, que se ha visto reflejada en las estimaciones de beneficios desde principios de año. Telecomunicaciones ha sufrido las mayores revisiones a la baja retardando el crecimiento positivo hasta el 4T02 y alejándose de la fuerte, aunque en nuestra opinión excesiva, recuperación prevista para el sector tecnológico.

Así, alertamos de riesgos que podrían llegar de la mano de un estancamiento de los ingresos en las operadoras. Si bien es cierto que las cesiones acumuladas en el año han descontado estos elementos, no recomendamos tomar posiciones en la compañía, por lo que INFRAPONDERAMOS con un precio objetivo de 14,70 euros por acción.

FINANCIERO

Resultados primer trimestre de 2002

Deutsche Telekom ha presentados unas cifras de 1T02 por debajo de las cifras preliminares anunciadas a finales de abril y de las estimaciones del consensus de mercado. El grupo ha cerrado el trimestre con pérdidas de 1808 millones de euros (vs ­358 millones de euros 1T01), un escaso crecimiento del EBITDA del 4,4% y un aumento de las ventas menor al previsto, 15.2%.

Este peor comportamiento se ha debido a su división de telefonía fija, que ha disminuido un 8% su EBITDA siendo este retroceso más acusado en el mercado nacional (-16%). No obstante, a pesar de la alta exposición de la compañía a esta división, 65% de su EBITDA, y en línea con las previsiones y rivales, la operadora lo ha compensado con la positiva evolución de T-Mobile. La filial de móviles ha aumentado su EBITDA en un 105% y las ventas en un 66.5% respecto T01.

Dentro de la telefonía móvil destacamos la evolución de VoiceStream, que ha conseguido cerrar el trimestre con EBITDA positivo. En sentido negativo, la deuda del grupo (67.305 millones de euros) ha crecido un 18% i.a., ligeramente por encima de su anterior previsión. La operadora no ha aclarado la posibilidad de un nuevo recorte de plantilla para disminuir costes.

Ante la evolución de estos resultados Moody´s decidía modificar la perspectiva para el rating de la operadora (BBB+) a negativa. En nuestra opinión, a pesar de la fuerte presión sobre el rating de la operadora no contemplamos una reducción de su calificación crediticia de DT por debajo del grado de inversión. La publicación de resultados de la operadora ha introducido nueva incertidumbre en las compañías del sector más endeudadas, cuya penalización bursátil a lo largo de los últimos años ha sido proporcional a su ratio Deuda / EBITDA.

El elevado endeudamiento, unido a unos resultados más pobres en el negocio principal de estas compañías, telefonía fija, continúa introduciendo dudas en la recuperación del sector que se está viendo compensado por el comportamiento de sus filiales de telefonía móvil. La disminución en las inversiones, capex, que han realizado las compañías, y que lejos de recuperarse continúa siendo uno de los objetivos para poder disminuir el elevado endeudamiento, muestra un horizonte empresarial negativo en los próximos meses.

Tanto el crecimiento en EBITDA, como la disminución de la deuda presentada por las compañías en el ejercicio actual, se corresponde con fuertes disminuciones en la inversión (en el caso de Deutsche Telekom la menor disminución de la inversión es causa de la consolidación de VoiceStream) y no por una mejora de sus negocios. En este sentido, otro elemento negativo es el hecho de que los ingresos del sector continúen sin recuperarse en contra del repunte esperado para el total del mercado y por el que debería pasar la recuperación real del sector.