ANÁLISIS

Deutsche Bank

recomendacion

Neutral

riesgo

Alto

precio

En revisión

cartera

NO

descripcion

Deutsche Bank, con sede en Alemania, es una de las entidades lideres en proporcionar servicios financieros, configurándose como el mayor banco de Europa y sirviendo a más de doce millones de clientes en 70 países contando con una plantilla de alrededor de 98.000 empleados.

Aunque proporciona servicios financieros en todo el mundo, Deutsche Bank mantiene una fuerte posición en el mercado europeo, que se constituye como mercado básico para sus actividades globales. Aparte de Alemania el banco posee representaciones a través de una amplia red de sucursales en Italia, España, Francia, Grecia, Bélgica y Polonia.

A lo largo de los últimos ejercicios, la entidad alemana ha demostrado una clara vocación internacional asumiendo la compra de la norteamericana Bankers Trust en 1999, y habiendo intentado su fusión con el también germano Dresdner a lo largo del primer semestre de 2000.

Entre sus accionistas de referencia hay que destacar a la aseguradora Allianz que controla el 5% del capital, mientras que la española Caixa de Pensions (La Caixa) mantiene títulos por casi un 4% del mismo. Por otra parte, las participaciones industriales del banco son notables, especialmente en empresas alemanas como son Allianz o Daimler-Chrysler, en la que entrara a raíz de su anterior presencia en Daimler-Benz.

financiero

Tras la marcha de la entidad de Breur a finales de mayo, Ackerman se enfrenta a una dura tarea de gestión. Los principales problemas de la entidad alemana, según su antiguo presidente, son sus costes de funcionamiento, la falta de rentabilidad, la debilidad de su capitalización bursátil, así como el desequilibrio entre los resultados de sus dos pilares (CIB, que agrupa las actividades de banca de inversión y de empresas y PCAM que reúne la banca minorista y de gestión de activos).

A lo largo de 2001, la caída de resultados y el empeoramiento de las condiciones de mercado obligó al banco a plantearse nuevos programas de reducción de costes y acuerdos con otras empresas del sector con el objeto de obtener sinergias. La entidad, que no tiene previsto expandirse al menos en los próximos meses, prevé un ahorro de 1.830 millones de dólares anuales. Entre las medidas adoptadas para hacer factible esta política se encuentran el cierre de actividades no rentables, recortes de empleo (9.200 puestos anunciados hasta ahora) y venta de varias participaciones que el banco tiene en otras compañías.

Deutsche Bank va a concentrar sus esfuerzos en ocho actividades principales o ¢core business¢: markets, equities, corporate finance, cash management & trade finance y asset management. No se descarta que la entidad se desprenda en un futuro no muy lejano de alguna de estas divisiones si no logra el resultado deseado en un plazo concreto. Una de las áreas en las que quiere reforzarse es en la gestión de patrimonios, sobre todo en Alemania y EEUU, así como unificar la división de banca privada y la de negocios en toda Europa.

Resultados de primer trimestre de 2002

Deutsche Bank ha alcanzado un beneficio neto de 597 millones de euros, lo que representa un incremento del 56% con respecto al mismo periodo del año 2001. Sin embargo, esta cifra hay que matizarla ya que parte de este crecimiento se deriva de los ingresos generados por la venta de participaciones, principalmente en las aseguradoras Allianz y Munich Re.

Los ingresos del grupo se situaron en 7.277 millones de euros, cifra inferior en un 5% a las estimaciones del consenso del mercado y que afectó a todas las divisiones operativas. La sorpresa positiva provino del lado de los costes gracias a la política de contención que ha implementado la compañía. Así, los gastos operativos alcanzaron los 5.148 millones de euros, un 13% inferior con respecto al 4T01.

Por áreas de negocio, la división de ¢corporate¢ y de banca de inversión (CIB) continúa atravesando una difícil situación, alcanzando un beneficio antes de impuestos de 524 millones Vs. 876 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

Las provisiones por insolvencias se redujeron un 6% respecto al mismo trimestre de 2001, hasta alcanzar los 2.635 millones de euros. Standard & Poor´s rebajó la calificación de Deutsche Bank por primera vez en tres años desde AA hasta AA-. La decisión se produce después de rebajas similares a otros bancos alemanes.