ANÁLISIS

Siemens AG, sobreponderar

ESTRATæpermil;GICO

Precio: 38,47 euros (18/09/02)

Una vez más los resultados por áreas de negocioreflejan cómo, a pesar de la diversificación de actividades de Siemens, el elevado peso que en sus cuentas supone el epígrafe de información y comunicaciones y su pésima evolución en el ejercicio lastran claramente los resultados del grupo. Destacan las divisiones de ingeniería médica, energía y transporte, que compensan en cierto modo los retrocesos generalizados en términos de EBITDA. En cualquier caso, las perspectivas siguen siendo poco optimistas como consecuencia de su dependencia de telecos, lo que compensa parcialmente la solidez de su balance y de su negocio. Situamos su precio objetivo en los 57,50 euros por acción, recomendando SOBREPONDERAR, a pesar de que la actual situación del mercado podría continuar penalizando su cotización en el corto.

FINANCIERO

Cifras por debajo de lo previsto por el mercado para la multinacional germana que continúa sufriendo las consecuencias de la ralentización en el ritmo inversor en todo el mundo. Las consecuencias de la actual coyuntura se hacen notar de manera muy especial en las divisiones más relacionadas con telecomunicaciones, como consecuencia directa del complicado momento por el que viene atravesando el sector a lo largo del último año y medio.

Resultados del Tercer Trimestre Fiscal de 2002

Las ventas totales de la compañía se quedan en los 20.482 millones de euros, un 4% por debajo de la cifra alcanzada en el período equivalente de 2001, si bien en términos ajustados el comportamiento de la cifra de negocio es positivo, alcanzando una mejora del 3%. Significativamente peor es sin duda el registro de nuevos pedidos, uno de los principales lastres para el futuro inmediato de la compañía, que se contrae en un 15%. En cualquier caso, la compañía justifica gran parte de este descenso sobre la base de un extraordinariamente elevado nivel de pedidos a lo largo del trimestre en 2001, especialmente en las divisiones de Energía y en la de Transporte.

Por divisiones, hay que destacar la complicada situación por la que atraviesa Information and Communications Networks (ICN) que registra unas pérdidas de explotación de 84 millones de euros, en los que se incluyen costes de reestructuración por valor de 45 millones, frente a unas pérdidas de 563 millones en 2001, momento en el que se dedicaran 420 millones de la amortización de diversos activos. En esta división es en la que de una manera más clara se ha visto reflejada la crisis del sector de telecomunicaciones, con un nivel de ventas que se contrae en más de un 30% y el total de pedidos que alcanza a duras penas el 70% del nivel alcanzado un año antes. Esta situación podría prolongarse de manera indefinida hasta que la reactivación del negocio de telecomunicaciones sea un hecho, algo que por otra parte no se vislumbra excesivamente cercano.

En lo que hace referencia a Information and Comunication Mobile (ICM), el comportamiento en el período es ciertamente más benévolo que para ICN, lo que no evita que el tercer trimestre fiscal de la división se salde con unas pérdidas de explotación de 9 millones, si bien las cifras se encuentran muy lastradas por los 20 millones de pérdidas en que participa Siemens en la Joint Venture de ordenadores Fujitsu-Siemens. En lo que hace referencia a la sección de teléfonos móviles, las ventas se incrementan hasta los 8,2 millones de unidades desde los 5,8 millones de 3T01, manteniendo el nivel de 2T02 en el que se vendieron 8,3 millones. Como resultado los beneficios son de 28 millones, cantidad que queda anulada en buen aparte por el mal comportamiento del negocio de redes, en el que Siemens pierde 21 millones derivados de provisiones para insolvencias. La división en su conjunto no experimenta apenas variación en su cifra de ventas con respecto al segundo trimestre, si bien los recortes en la inversión de sus principales clientes se hacen notar y los pedidos se reducen en un 19%.

Destaca el buen comportamiento de Sistemas Médicos, que siguen exhibiendo unas cifras envidiables al alcanzar un EBIT de 243 millones de euros, un 37% por encima de los 177 que obtuviera un año antes. Es destacable que el margen EBIT/ Ventas mejora hasta el 12,9% desde el 10,3% del ejercicio anterior, muy a pesar del lastre que ha supuesto el tipo de cambio para la compañía en términos de volumen de ventas.

En la misma línea que Med., Generación de Energía muestra un perfil superior al del resto del Grupo, con un EBIT que alcanza los 467 millones de euros, un 142% más que en 2001, poniendo de manifiesto la capacidad de la división muy a pesar del elevado nivel de negocio de un año antes. Lo mismo ocurre con Transporte, que mejora su Beneficio de Explotación hasta los 61 millones desde los 48 del tercer trimestre de 2001.