Ilegalización

Las Juntas de Guipúzcoa ven difícil aplicar el auto de Garzón

Los servicios jurídicos de las Juntas Generales de Guipúzcoa consideran que los autos del juez Baltasar Garzón sobre la suspensión de Batasuna son de 'aplicación obligatoria', pero 'conducen a contradicciones formales y materiales difíciles de resolver' y pueden resultar lesivos de 'derechos fundamentales constitucionalmente protegidos'.

El informe recuerda que el reglamento no prevé la posibilidad de disolución de un grupo juntero por resolución judicial.

Las formaciones políticas representadas en esta Cámara se han tomado una semana para estudiar sus conclusiones y decidir sobre la posible disolución del grupo de Batasuna, el más numeroso de las juntas tras la separación de los grupos de PNV y EA.

El Parlamento de Vitoria tiene también pendiente de aplicar el auto de Garzón que ordena la suspensión de Batasuna, paso que sí ha dado la Cámara de Navarra e implica el fin de las subvenciones que se concedían a la coalición aberzale.