Bolsa de Madrid

El Ibex cierra el peor mes desde agosto del 98

El rebote no ha aguantado ni al cierre del mes. Los inversores vuelven a tumbar el índice a la mínima ocasión de realizar algún beneficio. El repunte del miércoles, que puso fin a la peor racha de la bolsa en los últimos 12 años, nueve caídas consecutivas, parece ser tan sólo un alto en el camino descendente en las curvas de evolución de los indicadores bursátiles. De hecho, el índice acumula en lo que va de año un descenso del 35,32% y la tan ansiada recuperación bursátil sigue sin aparecer en los mercados.

El Ibex ha caído hoy un 3,53%, tras perder en la semana pasada un 2,27%, y se sitúa en los 5.431,7 puntos. En el mes que acaba, el indicador ha perdido un 15,86% y entre julio y septiembre, un 21,43%. En la sesión de hoy, ha vuelto a marcar mínimo anual por debajo de los 5.390 puntos. En cuanto al resto de Europa, los principales mercados han experimentado peores descensos: París recortó un 5,87%; Londres un 4,75%; y Francfort, un 4,97% a dos horas del cierre.

Las conclusiones del Grupo de los Siete han sentado mal a los inversores que recogen en sus ventas el pesimismo de las grandes potencias mundiales sobre una solución diplomática en el conflicto Irak-EEUU. La bajista apertura de Wall Street no hizo más que agravar la desconfianza y agudizó los descensos en toda Europa. Además, desde EE UU se han recibido el índice de gerentes de Chicago de septiembre, que ha caído hasta los 48,1 puntos, mientras que los datos de ingresos y gastos personales de agosto han sido sido peores de lo que esperaban los mercados.

Cuenta atrás en Brasil

A todo esto se unen los renovados temores sobre el escenario político en Brasil, que celebra elecciones presidenciales el próximo domingo 6 de octubre. En los últimos meses los mercados financieros brasileños han acusado el recelo de los inversores ante el amplio liderazgo del candidato de izquierda, Lula da Silva, en las encuestas electorales. Muchos operadores del mercado madrileño advierten, además, de que las grandes compañías españolas con intereses en Latinoamérica pueden recortar el pago de dividendos para amortiguar el impacto de la crisis económica sobre sus resultados.

Con casi todos los valores en signo negativo, el Ibex ha acusado principalmente el castigo que sufren los dos principales bancos. Con sus cotizaciones en niveles de 1998, las dos entidades sufren la erosión del real brasileño. Las casas de análisis, como JP Morgan o Morgan Stanley, han dibujado un escenario gris para los títulos del sector. Las acciones de BBVA han recortado un 6,78% y las del SCH, un 4,44%.

Telefónica y sus filiales acompañaron la tónica bajista con descensos superiores al 5% en el caso de la matriz y Terra, que se dejaron, respectivamente, un 5,51 y un 5,81%. Endesa, en cabeza de los más castigados de la cesta, se ha desvalorizado un 7,20% y Repsol, un 2,36%.