Comercio exterior

El Gobierno congela las inversiones para promoción exterior en 2003

En un año en el que las exportaciones españolas acumulan un descenso del 1%, con datos hasta julio, y el Banco de España registra una caída de la inversión en el exterior superior al 54%, los Presupuestos Generales del Estado han vuelto a ser muy poco sensibles con las políticas de apoyo a la internacionalización, cuyos recursos para el próximo ejercicio se mantienen prácticamente congelados con respecto a 2002.

Así, y aunque el Gobierno subraya en el proyecto presentado al Parlamento que la política comercial es un área 'de gran importancia estratégica para España', los números muestran que el gasto real presupuestado para el programa 762 B de Promoción Comercial e Internacionalización de la Empresa se reduce un 3,8%, al totalizar 819,59 millones de euros, frente a 852,18 millones presupuestados este año.

Este recorte se produce en su totalidad en la partida de adquisición de acciones de las Instituciones Financieras Internacionales y se justifica por la aportación extraordinaria que había que hacer al Banco Europeo de Reconstrucción y Desarrollo en 2002 y que lógicamente no se repite ahora. Mientras, se mantienen igual que en 2002 las aportaciones del Estado al Fondo de Ayuda al Desarrollo (FAD) y a los fondos gestionados por Cofides (Fiex y Fonpyme).

El único incremento nominal se recoge en las dotaciones del Instituto Español de Comercio Exterior (Icex) que crecen un 2,9%, hasta 189,08 millones de euros, de los que a inversiones reales se destinarán 160,60 millones.

Esta mejora del Icex es, sin embargo, 1,1 puntos inferior al aumento del gasto del Estado y supone una congelación real, al quedar prácticamente anulada con el 2% de inflación prevista para 2003 y el desfase al alza sobre las previsiones de este año.