ANÁLISIS

RWE

recomendacion

Sobreponderar

riesgo

Alto

precio

57

cartera

NO

descripcion

RWE es una compañía alemana que ofrece productos y servicios en múltiples sectores como energía, minas, materiales básicos, química, agua, gas y electricidad en todo el mundo. Su capitalización bursátil llegaba hasta los 22.000 millones de euros a principios de 2002.

Las principales líneas de negocio de la compañía son tres:

1.- Su división de electricidad, situada en tercera posición por generación de electricidad en europa y en primer lugar en su país.

2.- El negocio del gas, en el que se posiciona en quinto lugar en europa. El EBITDA que aporta esta línea supone en torno al 3% del beneficio en el último año

3.- El tercer pilar de la compañía es su divsión de agua, lider en Estados Unidos y 3ª en el mundo.

El 60% dela facturación de la compañía llega desde Alemania, aunque se trata de una empresa con vocación internacional sobre todo en Estados Unidos(20% de la ventas). Su plan estratégico para los próximo años contempla una serie de adquisiciones para seguir creciendo sobre todo en el negocio del agua.

Como accionistas de referencia se sitúan RW Holdings con una participación del 11%, KEB mantiene un 10%, y la aseguradora Allianz el 12%.

estrategico

Precio RWE: 39,43 euros (02/07/02)

Los resultados presentados por el grupo alemán a pesar de estar influenciados por los cambios en el perímetro de consolidación refleja el éxito de la apuesta por sus negocios principales. Con las últimas adquisiciones efectuadas, RWE ha reforzado sus tres pilares estratégicos: electricidad, gas y agua con el objetivo de ser líder en cada uno de estos negocios. A pesar de que goza de una situación financiera buena, sólo en base a nuevas desinversiones en sus negocios no estratégicos RWE podrá seguir consolidándose en su ¢Core Business¢. En este sentido, la empresa tiene previsto deshacerse antes de 2003 de negocios que considera no estratégicos como petróleo, construcción, imprenta e ingeniería. Recomendamos SOBREPONDERAR sus títulos con un precio objetivo de 57 euros.

financiero

La liberalización del mercado de la energía en la Unión Europea incrementó la competencia entre las mayores empresas, lo que originó un giro en la estrategia del grupo alemán, dejando de ser un conglomerado para concentrarse en su negocio principal, energía y servicios medioambientales. Así, la compañía se fusionó con VEW y vendió sus participaciones en E-Plus (telecomunicaciones) y Condea (química).

En el ejercicio 2001, RWE reforzó su posicionamiento en su división de agua con la adquisición de Thames Water (Reino Unido), American Water Works (EEUU) y Dabrowa Gornicza (Polonia).

En el mercado energético, RWE completó la adquisición de Inogy (mayor operador de trading de gas y electricidad en el Reino Unido), una vez que el 83% del accionariado de la compañía eléctrica británica aceptó las condiciones de la OPA lanzada por RWE. Con esta operación, aprobada por la Comisión Europea el pasado 17 de mayo, RWE tendrá alrededor de 20 millones de clientes y refuerza su posición de liderazgo en el mercado europeo.

En el sector de gas, RWE ha respondido a la compra de Ruhrgas por E.On con la adquisición de la compañía checa Transgas y de participaciones en ocho distribuidores regionales, alcanzando así el cuarto lugar del ranking europeo. La transacción asegura a RWE Gas una posición clave en la distribución de gas en Europa, ya que Transgas es propietario de un gaseoducto que asegura el 20% de aprovisionamiento de Europa Occidental.

Resultados de primer trimestre de 2002

El grupo energético alemán obtuvo un resultado neto de 693 millones de euros durante los tres primeros meses de 2002, un 9,1% más que en el mismo periodo del ejercicio precedente. La progresión estable de los beneficios de RWE se ha podido conseguir gracias a la concentración realizada sobre sus actividades más importantes (electricidad, gas, agua y medio ambiente), al aumento de los precios y el recorte de los costes.

La compañía publica sus resultados en base pro forma debido a ciertos cambios contables producidos con respecto al ejercicio 2001: Hochtief pasa de consolidar globalmente a hacerlo por puesta en equivalencia, en 2001 se incluyeron los resultados correspondientes a cuatro meses y medio de Thames Water, mientras que ahora se incluyen únicamente tres. Por otra parte, a partir de ahora la presentación de cifras trimestrales coincidirá con el año natural ya que anteriormente la compañía cerraba el ejercicio fiscal en junio.

El volumen de negocio se elevó hasta los 14.695 millones de euros, un 5,1% más, gracias al crecimiento de los negocios principales del grupo que representan dos terceras partes de la cifra de ingresos total. Destaca igualmente el efecto positivo de la primera consolidación de SSM Coal (+517 millones) y Thyssengas (+390 millones) en la divisiones de electricidad y gas respectivamente. Excluyendo este efecto, las cifra de ventas se hubiera incrementado un 1%.

El aumento de los resultados financieros (+49%) a causa de un mayor endeudamiento por las últimas inversiones de la compañía junto con el aumento de los resultados extraordinarios derivados por plusvalías conducen a un incremento del beneficio neto del 9,1%.

Desglose por áreas de actividad

-Electricidad (ventas +29,4%; EBITDA +30,9%): el volumen de ventas ha aumentado considerablemente, aunque se ha debido en gran parte a la actividad de trading y a la consolidación de SSM Coal. Este incremento junto con la política de control de costes (se produjo una reducción en 1T02 de 150 millones, acordes con el objetivo de 590 millones para 2002) ha permitido que el EBITDA ascendiese a 873 millones de euros (+31%). Para el conjunto del año, RWE espera conseguir un crecimiento de dos dígitos en esta área incluso sin contar con la aportación de Inogy, compañía británica adquirida a principios de año.

-Gas (ventas +27,1%; EBITDA +9,2%): buen comportamiento de las ventas gracias a la inclusión de Thyssengan y algo más discreto en EBITDA, debido a la reducción de los márgenes. Se anticipa una caída de los precios de gas y petróleo con respecto a los niveles de 2001, lo que afectará a la división de Upstream. Sin embargo, el efecto positivo de la consolidación de Transgas permitirá compensar la caída de los resultados de Upstream obteniendo un resultado conjunto positivo.

-Agua (ventas +0,9%; EBITDA +9,6%): las ventas sufrieron una ligera variación, mientras que el EBITDA aumentó un 10%, gracias al incremento del perímetro de consolidación y por la subida de tarifas en los negocios regulados del Reino Unido y EEUU.

La compañía germana ha reducido significativamente en aproximadamente dos tercios sus inversiones, que fueron de 1.529 millones de euros en el primer trimestre frente a la cifra de 4.298 millones de hace un año. RWE esta inmerso en un programa de reducción de costes de 2.600 millones de euros hasta 2004. Planea ahorrar 590 millones de euros en el ejercicio fiscal 2002. Las medidas implementadas en el primer trimestre han permitido alcanzar ya un recorte de 150 millones de euros.

Para el conjunto de este ejercicio, el grupo prevé conseguir un incremento de al menos el 10% de su volumen de negocio y un aumento de su resultado operativo con respecto al ejercicio precedente, a pesar de no haber conseguido un desarrollo satisfactorio en sus actividades no estratégicas. En sentido positivo, el grupo se beneficiará de la inclusión en sus cuentas de las nuevos negocios adquiridos en la República Checa y de la consolidación de la británica Inogy.