_
_
_
_
Resultados

Vivendi Environnement ganó un 22,5% menos en el primer semestre

Vivendi Environnement, filial de Vivendi Universal, obtuvo en el primer semestre del año 212,8 millones de euros de beneficios, un 22,5% menos frente a los 274,5 millones en el mismo periodo de 2001, según informó hoy la compañía francesa de servicios de agua, saneamiento y energía.

Vivendi Environnement indicó que en la primera mitad del ejercicio su deuda se mantuvo "a un nivel casi estable" con 14.779 millones y que desde comienzos de año ha llevado a cabo cesiones por valor de más de 1.300 millones. En esos seis meses, la compañía francesa procedió a algunas adquisiciones en los sectores de la limpieza (Marius Pedersen), la energía (Siram) o el transporte (Verney), y cedió algunas "actividades no estratégicas" en el agua en Estados Unidos.

En sus beneficios, VE ha aplicado una carga de 3,4 millones en las que se incorporan la cobertura residual de los riesgos en Latinoamérica y activos en proceso de cesión.

Más información
Chat: El corro bursátil

Descontando esa carga, el resultado neto recurrente se elevó a 216,2 millones, un 38,5% superior al de la primera mitad de 2001, precisó VE en un comunicado. Por su parte, los beneficios antes de intereses, impuestos y amortización por depreciación de activos (EBITDA) crecieron un 10,6% hasta 1.951 millones, y un 12,8% para las actividades que VE considera estratégicas.

La facturación de la compañía progresó un 7,2% hasta 14.970 millones, lo que se explica por un crecimiento interno del 4,8%, un crecimiento externo de 294 millones de euros y un efecto positivo del cambio de moneda de 69 millones. Por sectores, el incremento del volumen de negocios en el agua fue del 2,9%, del 8,4% en la limpieza, del 16,5% en la energía y del 10,6% en el transporte.

Los ingresos de su filial española Fomento de Construcciones y Contratas (FCC) subieron un 8,9%, del que un 7,8% correspondió al crecimiento orgánico, "particularmente marcado en la actividad de cemento, que se beneficia de la expansión en España del mercado de la construcción".

En cuanto a las perspectivas, el grupo subrayó que "2002 será un nuevo año de crecimiento sostenido de la facturación. El dinamismo comercial, confirmado por la obtención de numerosos contratos nuevos, confiere a VE una excelente visibilidad".

En esa misma línea, prevé que los beneficios antes de intereses e impuestos (EBIT) de las actividades estratégicas progresarán una vez más este año si el dólar se mantiene estable.

Nuevo rumbo

Por otro lado el presidente de Vivendi Universal, Jean-René Fourtou fijará mañana el rumbo del grupo de comunicación con el objetivo de salir de la actual crisis.

Se trata de saber qué piezas del gran puzzle construido a golpe de compras millonarias por su antecesor, Jean-Marie Messier, serán vendidas para reducir las enormes deudas de la compañía, por las que estuvo a punto de presentar suspensión de pagos el pasado verano.

Se da por seguro que Fourtou cederá en bloque su polo de edición, Vivendi Universal Publishing (VUP), que comprende la editorial estadounidense Houghton Mifflin y las francesas Larousse, Robert, Belfond, Plon, Julliard, Laffont, 10/18, La Decouverte, Pocket, Seghers, Bordas y Nathan. Fuera del lote, cuyo valor se calcula en 3.000 millones de euros, quedarán los juegos electrónicos.

Fourtou deberá precisar también sus intenciones sobre el futuro de su filial de servicios Vivendi Environnement (VE), en la que posee el 40,8% del capital.

El presidente de Vivendi Universal, tendrá asimismo, que dar a conocer sus proyectos en la telefonía móvil y fija, y todo apunta a que pretende reforzar la presencia de VU en el capital de Cegetel, en el que posee ya un 44%.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_