_
_
_
_
_

El 60% de los arquitectos podrá utilizar el visado electrónico en 2003

En España hay 33.000 arquitectos colegiados que en la actualidad tienen que ir a sus respectivos colegios profesionales cada vez que necesitan obtener un visado del proyecto en el que están trabajando.

La compañía española Isoco (Intelligent Software Components) ha ideado un sistema que permite a los arquitectos ahorrarse la visita y obtener este visado a través de Internet. El nuevo sistema de gestión documental lleva el nombre de Visado y permite enviar y recibir planos y documentos y consultar en qué fase del proceso se halla la certificación solicitada.

Los responsables del proyecto calculan que este sistema permite ahorrar hasta seis horas de desplazamiento por cada visado. En cuanto al coste económico, el precio del trámite seguirá siendo el mismo, pero se reduce a cero el coste de impresión de los planos, que actualmente deben presentar en persona los arquitectos. El coste de las copias en un proyecto medio es de 240 euros.

Isoco ha desarrollado el sistema Visado para el colegio de arquitectos de Cataluña, que lo utiliza desde el pasado mes de enero. En lo que va de año, 106 arquitectos del colegio catalán han enviado 545 documentos a través de este sistema y el colegio ha realizado 341 visados. En la actualidad se está implantando en los colegios profesionales de Madrid y Castellón. A lo largo del año que viene se implantará en varios colegios más, lo que permitirá aumentar hasta el 60% los arquitectos que tendrán la posibilidad de utilizar este proceso.

Firma digital

Este no es el primer sistema de visado electrónico que hay en España. Desde hace unos meses los aparejadores del colegio de Barcelona también pueden obtener los visados a través de la Red.

A diferencia del proceso electrónico de los aparejadores, el de los arquitectos incorpora una firma digital de la entidad certificadora Firmaprofesional. Los arquitectos pueden entrar en el sistema con una firma digital en una tarjeta, o a través de ficheros con clave privada y clave pública. Por su parte, los aparejadores barceloneses decidieron utilizar sólo un nombre de usuario y una clave porque, según explicaron, nadie tiene interés en certificar una obra, que comporta un pago asociado, si no es el propio aparejador que controla su desarrollo.

La compañía Isoco, creada en 1999 por un grupo de investigadores procedentes de un instituto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), cuenta con la participación del Santander Central Hispano y la compañía de capital riesgo Barcelona Emprèn.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_