_
_
_
_
_
Informática

Samsung comienza a competir en España en el mercado de portátiles

Samsung, la compañía coreana de electrónica de consumo, se ha estrenado en el mercado español de informática portátil con dos nuevos equipos de gama alta. La compañía, que viene dispuesta a competir en el sector empresarial, cree que los ordenadores portátiles son un segmento emergente que aún tiene que crecer en España.

Samsung se ha lanzado de lleno a competir en el mercado español de ordenadores portátiles con el lanzamiento esta semana de los dos primeros equipos. El fabricante coreano no se había decidido hasta ahora a entrar en este segmento informático en España, aunque en Asia y en otros países europeos como Alemania, Gran Bretaña y Francia comercializa sus portátiles desde hace años.

'La demanda de equipos de sobremesa se ha estabilizado, pero creemos que en España todavía queda mucho qué hacer en los portátiles, especialmente en su introducción en la pyme y los profesionales autónomos', comenta Jordi Suñé, director de la división Informática de Samsung Electronics Iberia, que reconoce que los fabricantes de ordenadores atraviesan un momento complicado.

Los dos primeros equipos de Samsung, el P10 y Q10, pertenecen a una gama alta y parten desde unos precios de 2.400 y 2.600 euros. El modelo P10 destaca, además de por sus elevadas prestaciones, por incorporar un dispositivo de seguridad para el reconocimiento de huellas dactilares. Este es uno de los primeros equipos comerciales del mercado que integra un sistema de seguridad biométrico. Por su parte, el Q10 se caracteriza por su pequeño tamaño y su ligereza, con un peso de 1,35 kilos y 19,8 milímetros de alto.

'Venimos a revolucionar el mercado, pero desde arriba, con unos conceptos avanzados de movilidad y conectividad', añade Suñé, que especifica que su intención no es competir en precio, al menos por el momento.

La primera intención de Samsung es entrar con fuerza en los grandes clientes y llegar a estar entre los tres primeros vendedores de portátiles del mercado. La compañía prefiere no dar detalles más concretos respecto a sus objetivos de ventas para este año, pero insiste en que su vocación es la de liderar el mercado, como ya lo hace en otros segmentos como las pantallas TFT.

En los próximos meses, Samsung prevé realizar una fuerte campaña publicitaria para presentar ante el gran público los primeros ordenadores portátiles que comercializa en España.

La diferencia de fabricar componentes

Samsung es ante todo un fabricante. La marca coreana está asociada con lavadoras y planchas, equipos musicales y de vídeo, pero también cuenta con semiconductores y equipos de telecomunicaciones. De hecho, Samsung es un importante fabricante de componentes electrónicos, algo de lo que le gusta presumir, especialmente cuando habla de su oferta informática. Samsung es el cuarto fabricante de electrónica con el mayor número de patentes del mundo, lo que le sitúa en una situación aventajada en un mercado en el que las principales marcas de ordenadores han renunciado a la fabricación, que dejan en manos de terceros. El 65% de los componentes que conforman los portátiles de Samsung son de fabricación propia. 'El ser fabricante y tener nuestros propios componentes nos permite diferenciarnos de la competencia', señala Jordi Suñé. 'Prácticamente todo es nuestro a excepción del procesador y el sistema operativo', añade. Además, Samsung es el proveedor de muchos de sus competidores, en especial, en pantallas TFT y memorias.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_