Franquicias

Un juzgado de Badajoz anula los créditos de dos alumnos de Opening

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción de Badajoz condenó ayer a la red de academias de idiomas Opening English a dar por finalizados los contratos de dos de sus alumnos con la empresa y a declarar nulos los crédito de los afectados con los bancos por 'incumplimiento en las condiciones de contratación', según indica la sentencia remitida a Efe. El texto condena al titular de la academia de Opening en Badajoz, en la que contrataron cursos los alumnos, a llevar a cabo ante la entidades financieras 'todas las gestiones necesarias para que los alumnos no vuelvan a recibir ningún recibo de pago'. La sentencia también obliga al responsable de Opening en Badajoz a que 'haga desaparecer los datos de los demandantes de cualquier registro de morosos'.

Por otro lado, la dirección de Opening se comprometió ayer a aceptar la mediación de la Junta Arbitral de Consumo de la Generalitat para resolver la situación de los 10.000 alumnos que cursaban inglés en su red 17 centros propios en Cataluña. Según el Gobierno catalán, la Junta emitirá un laudo en un plazo inferior a tres meses en el que, con toda probabilidad, declarará nulos los contratos encubiertos de los alumnos con los bancos. La medida evitaría que los afectados continúen pagando a los bancos los créditos si las entidades financieras no dejan de reclamarlos. El 85% de los créditos de los alumnos con los bancos finaliza en diciembre de 2003.

La crisis de Opening English también ha afectado a su proveedora Vega, compañía de marketing telefónico y, al igual que Opening, filial del grupo CEAC. La empresa, que estudia presentar suspensión de pagos, ya ha presentado un expediente de regulación de empleo (ERE) que afecta a un total de 150 de sus 600 trabajadores.