Informe

Las aseguradoras perdieron 29.566 millones por el 11-S

Standard & Poor's (S&P) ha elevado a 29.000 millones de dólares (29.566 millones de euros) las pérdidas estimativas que ha registrado el sector asegurador por los atentados terroristas a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001, lo que supone un incremento de 10.000 millones respecto a su primera previsión tras el ataque.

En un informe sobre las consecuencias de los atentados en este sector, la agencia londinense precisa que la rama de reaseguros ha sido la más perjudicada, con el 59% de las pérdidas totales (17.110 millones de dólares), muy por encima de las actividades de propiedad (el 35%, unos 10.150 millones) y de las de vida (un 6%, 1.740 millones).

Estas estimaciones son muy superiores a las primeras efectuadas después de los atentados que, en primera instancia, ascendieron a 19.000 millones. No obstante, son sólo ligeramente superiores a las realizadas dos meses después, en noviembre (26.000 millones).

La firma explicó que las aseguradoras tardarán varios años en saber el coste final al que deberán hacer frente, ya que hasta el momento sólo el 20% de las 2.400 familias de las víctimas de los atentados han reclamado compensaciones al Gobierno estadounidense.

En este sentido, señaló que aseguradoras y reaseguradoras están continuamente revisando al alza sus estimaciones de pérdidas. En concreto, comentó que Munich Re, líder mundial del sector, ha incrementado recientemente sus previsiones de pérdidas 510 millones de euros, elevándolas a 2.754 millones. S&P ha colocado los ratings de las ramas de reaseguros y los seguros de inmuebles bajo perspectiva negativa por los efectos del terrorismo y sobre todo porque el sector tardará varios años en costear los daños sufridos por la población.

Por otra parte, S&P considera que pese al incumplimiento de pagos que declaró Argentina y los problemas económicos de Brasil y Turquía, muchos bancos de mercados emergentes están demostrando ser resistentes ante la desaceleración de la economía global.

'Con la excepción obvia de Argentina, varios sistemas bancarios en los mercados emergentes, de hecho, se han fortalecido', indicaron algunos analistas de S&P en una conferencia sobre bancos de mercados emergentes.

'En Europa, las calificaciones de crédito soberano de la Federación Rusa mejoraron, así como las calificaciones de crédito de algunos de sus bancos. En muchas economías asiáticas, especialmente en Corea y Malaisia, los bancos van firmemente por el camino de la recuperación', dijo Standard & Poor's.

Muchos mercados emergentes europeos han visto una mejoría de las calificaciones de crédito de los países y del sistema financiero.

'Los bancos están comenzando a diversificarse fuera de sus grupos industriales financieros, y la banca minorista está dando señales de vida. Sin embargo, la cultura de crédito y las regulaciones bancarias siguen subdesarrolladas', indicó S&P.