Andalucía

Málaga reactiva su centro histórico al calor del futuro Museo Picasso

El Museo Picasso, que está previsto que se inaugure en octubre de 2003 con 200 obras donadas por la familia del artista, ha devuelto la confianza a una ciudad que lleva décadas de lucha baldía contra la degradación de su centro histórico.

Comerciantes, promotores inmobiliarios e inversores han vuelto la mirada hacia una zona que durante lustros ha vivido un proceso de desertización hasta ahora irreversible, en beneficio de la boyante periferia.

Los primeros síntomas de recuperación empezaron hace dos años, aunque, eso sí, exclusivamente en las calles más próximas al futuro museo. Así, el metro cuadrado del suelo comercial oscila entre los 4.200 y 4.800 euros en calles 'que hasta hace poco no tenían precio, simplemente porque a nadie se le ocurría montar un negocio allí', apunta el presidente de los promotores y constructores de la ciudad, Juan López Cohard. El precio medio sube a 6.000 euros en las vías mejor situadas, como la calle Larios.

Los alquileres se mueven entre los 36 y 60 euros, aunque 'es difícil encontrar un local vacío. Quien tiene uno, no lo suelta a la espera del museo', apunta el presidente de los comerciantes del centro histórico, José María Rubio, quien, además, admite que existe un movimiento especulativo 'bastante importante en locales de más de 400 metros de superficie'.

'A usos tradicionales como el textil se están sumando los de ocio y cultura, muy en sintonía con las expectativas que genera el circuito turístico que se creará con el Picasso como epicentro', afirma Rubio.

La Junta de Andalucía, promotora de la futura pinacoteca, pretende también introducir ciertos criterios en la reactivación empresarial del casco histórico. En este sentido, ha puesto en marcha un programa de ayudas a dos años, valorado en 24,6 millones de euros, para fomentar la creación y modernización de pequeñas y medianas empresas.

El plan, que contempla subvenciones de hasta el 46% de la inversión total que se ejecute, concede prioridad a las iniciativas que presenten mujeres, jóvenes y empresas familiares. Los objetivos prioritarios son favorecer la innovación y la calidad.

Los comerciantes aplauden las ayudas para revitalizar el centro, pero también reclaman mayor planificación entre las Administraciones.

'æpermil;ste es un proyecto a medio y largo plazo y, por tanto, hace falta un plan global consensuado entre el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía', argumenta el presidente de los comerciantes que, a modo de ejemplo, recuerda que únicamente hay operativos o en proyecto 1.400 plazas de aparcamiento tanto para los residentes como para los 1.800 comerciantes del centro.

Inmuebles

El negocio residencial también crece conforme a las expectativas. Según los datos que maneja el director de marketing de la comercializadora inmobiliaria Salvago Tres, en el mes de junio de este año el precio del metro cuadrado ascendía a 1.168 euros, el tercero más caro de la ciudad. Y a medida que las viviendas se acercan al círculo noble del futuro Museo Picasso, los precios superan con facilidad los 2.000 euros por metro cuadrado.

Los constructores echan de menos actuaciones públicas que consoliden la actividad inmobiliaria. Juan López Cohard reclama con especial interés 'más y mejores infraestructuras que hagan atractivo vivir en el centro'.