Cataluña

Data Logic centrará su negocio en grandes clientes tras comprar Comelta

La compañía que preside Andreu Rodríguez estudia la forma de crecer en el mercado profesional, tras la adquisición del área informática de Comelta. El grupo Avánzit vendió esta actividad por 1,2 millones de euros en enero pasado, y ahora la empresa catalana busca la forma de integrarla en su organización. 'Estamos acostumbrados a trabajar en la fabricación y venta de informática al consumo, por lo que nos vamos a tomar nuestro tiempo para observar por dónde va el mercado profesional', aseguró el responsable del departamento de expansión, Ángel Amat.

Data Logic, que en 2001 vendió unos 400.000 ordenadores, apostará a medio plazo por crecer en el mercado de grandes clientes, una diversificación natural de su negocio.

Al mismo tiempo y dentro de ese proceso de diversificación que ha iniciado, tiene previsto integrar en el grupo la cadena de franquicias de Comelta, Freeway, especializada también en informática, señaló Angel Amat.

Data Logic desarrolla actualmente un plan de crecimiento en todos sus campos, 'a pesar del entorno tan cambiante por el que atraviesa el sector, especialmente en la producción de componentes', remarcó el directivo. Data Logic cuenta con factoría propia en Reus (Tarragona). El año pasado alcanzó una producción de 1.000 ordenadores diarios, lo que representa un 65% de la capacidad total del centro. La compañía, que lleva 17 años en el mercado, ampliará sus instalaciones de Reus, con una inversión de 1,8 millones de euros. El grueso del presupuesto servirá para incrementar la capacidad del almacén y de las oficinas, con el fin de centralizar todos sus servicios en la localidad tarraconense.

'El hecho de contar con una planta de producción propia nos da una gran independencia, rapidez y garantía de servicio. Nuestra filosofía pasa por contar con una pata industrial y otra comercial a partir de la marca de ordenadores Beep', argumentó Amat. Precisamente, otro de los puntos de crecimiento del grupo es el desarrollo de la cadena de tiendas franquiciadas de informática y telecomunicaciones Beep. Además de las noventa aperturas previstas para el presente ejercicio (ver cuadro adjunto), la compañía quiere situar la red en 600 puntos de venta en tres años.

Portugal

La compañía pretende instalar tiendas en poblaciones con más de 20.000 habitantes, filosofía que también sirve en Portugal, donde cuenta con 15 locales Beep. Por el momento, la empresa ha reducido su crecimiento internacional al país vecino. 'Queremos ser muy cautos en aumentar nuestra presencia en el extranjero', indicó Amat.

La empresa ha basado su desarrollo en la franquicia, aunque cuenta con siete tiendas propias que sirven de banco de pruebas para presentación de nuevos productos y segmentos de mercados. 'Se prevé que a finales de este siglo un 50% de las ventas minoristas se realizarán dentro del sistema de franquicias', concluyó Amat. Además de Beep, la empresa ofrece otro tipo de servicios y productos relacionados con la informática a través de las marcas NetWay, Data Training, PC & Telecos y Barebone.

Data Logic también ha emprendido campañas para renovar parte del parque de equipos de informática. De esta forma, Beep lleva a cabo desde principios de mayo un plan de sustitución de teclados de ordenador.