Crisis de confianza

JP Morgan dice que no ayudó a Enron 'conscientemente' a defraudar

El presidente de JP Morgan Chase, William Harrison, logró ayer aplacar la caída en Bolsa de los títulos del segundo banco estadounidense tras asegurar que el grupo no ayudó 'conscientemente' a la empresa energética Enron a camuflar su deuda. Además, dijo que el mercado había 'sobrerreaccionado' a las sospechas de que JP Morgan y Citigroup ayudaron a Enron a disfrazar su deuda. Standard & Poor's también contribuyó al repunte al minimizar la preocupación de los mercados por la liquidez de JP Morgan.

En la apertura de la sesión, la Bolsa siguió ayer castigando las acciones de Citigroup y JP Morgan, aunque, tras una fuerte volatilidad, casi al final de la sesión los títulos repuntaron más del 7% y del 15%, respectivamente.

La caída de JP Morgan fue tan fuerte que su precio en el parqué llegó el martes a ser inferior a su valor contable. Ese día los títulos bajaron hasta un 18% y los de Citigroup, hasta un 16%. En lo que va de año, Citigroup ha perdido 116.150 millones de euros de su valor de mercado, mientras que el de su rival ha cedido 28.280 millones.

Citigroup, además, se enfrenta a un pleito de unos inversores, encabezados por la compañía japonesa de informática Hudson Soft, que compraron títulos avalados por préstamos irregulares de Enron por valor de 2.500 millones de euros.

En Europa también hubo malas noticias del sector financiero. El sexto banco británico, Abbey National, confirmó los temores más pesimistas del mercado con un desplome del beneficio hasta 697 millones de libras (1.080 millones de euros) en el primer semestre, un 36% menos que el mismo periodo del año pasado. La entidad no ha aclarado las dudas en torno a su cúpula, tras la fulminante dimisión hace unos días de su consejero delegado Ian Harley, informa Jules Stewart. Las pérdidas obedecen en su casi totalidad a la crisis del negocio de banca de empresas, cuyo riesgo con el mercado de bonos basura le ha costado hasta 450 millones de euros.

Por su parte, la segunda aseguradora del país, Prudential, anunció ayer una caída del beneficio del 15%, hasta los 858 millones de euros por las pérdidas de 40.400 millones debido a la inversión en bonos de EE UU, la mitad en Worldcom.

S & P, pesimista con SCH y BBVA en Latinoamérica

La agencia estadounidense de calificación de riesgo Standard & Poor's ha rebajado al Santander Central Hispano su rating relacionado con la contraparte del crédito a largo plazo desde A Plus a sólo A debido a la exposición en Latinoamérica. Si bien ha confirmado esta misma calificación a largo plazo, mientras la perspectiva sigue siendo estable. Para el BBVA, S&P mantiene esta perspectiva negativa. Igual que en el caso de su rival, el motivo es el riesgo por su presencia en América Latina. Aunque no varía su rating. La agencia alerta de que, en el caso del SCH, la volatilidad creciente en la zona, 'especialmente en Brasil', está aumentando el riesgo de las inversiones del grupo en la región, que en junio ascendían a 16.766 millones de euros, de las que el 43% están en Brasil, según Standard & Poor's. Este incremento del riesgo también puede afectar al perfil del BBVA, estima la agencia, y destaca que el banco es accionista de Telefónica y Repsol, con fuerte presencia en Latinoamérica.