Resultados

Danone entra en pérdidas tras dotar sus inversiones en Latinoamérica

La aventura latinoamericana y la apuesta por la expansión en países emergentes le están saliendo caras a Danone y a sus accionistas.

Ayer, en un movimiento calificado de absoluta sorpresa por el mercado, el primer fabricante mundial de yogur y galletas anunció que había realizado una provisión de 1.030 millones euros en las cuentas del primer semestre. Esta operación le lleva a arrojar unas pérdidas globales en la primera mitad del año de 629 millones de euros, frente a unas ganancias de 375 millones de euros obtenidas en el mismo periodo de 2001.

La mayor parte de los 1.030 millones de provisión -726 millones de dólares- corresponden a la dotación de la pérdida de valor de las inversiones por la compañía en compra de empresas en países de Latinoamérica, especialmente en Argentina, Uruguay y Brasil.

El resto corresponde al impacto de la cesión de la actividad de agua mineral en Estados Unidos al grupo Coca-Cola. En concreto, esta provisión ha sorprendido mucho a los analistas, ya que Frank Riboud anunció hace dos meses con ocasión del anuncio del acuerdo que el impacto en las cuentas de este ejercicio alcanzaría únicamente los 280 millones de euros.

El director financiero de la compañía aseguró ayer que la empresa ha decidido ser 'particularmente activa en la revisión de los fondos de comercio de todos nuestros negocios'. Según sus propias palabras, 'en el caso de nuestras inversiones en países latinoamericanos hemos ido más allá de lo que era necesario. Pensamos que hemos hecho lo correcto en el contexto actual de mercado'.

A pesar del volumen de las pérdidas, la multinacional de la alimentación confirmó ayer las previsiones que ha realizado para el año. Un crecimiento en las ventas de, al menos, un 5,2% y un aumento de entre 40 y 50 puntos básicos de su margen operativo, impulsado por unos ingresos extraordinarios previstos de 1.500 millones de euros que, a su vez, vienen derivados de las ventas de sus actividades cerveceras en Europa.

Beneficios

Si se excluyen las provisiones excepcionales no recurrentes, el beneficio de la multinacional francesa en el primer semestre se situó en 402 millones de euros, un 7,2% por encima del logrado en el mismo periodo del año pasado.

En el periodo analizado, las ventas de Danone cayeron un 1,9%, a 7.152 millones de euros (7.080 millones de dólares).

Las fluctuaciones de los tipos de cambio, principalmente las ligadas a la devaluación del peso argentino, tuvieron un impacto negativo del 4,1%, según los cálculos ofrecidos por la compañía. A tipos de cambio constantes, el volumen de negocio de la compañía creció un 4,2%.

Por sectores, las ventas se comportaron de la siguiente manera: las de productos lácteos frescos se incrementaron un 7,6%; las de bebidas, un 1,2%, y las de galletas y cereales, un 1,8%, mientras que la facturación de otras actividades alimentarias descendieron un 2,1%.

El margen de explotación del grupo pasó del 10,9% en el primer semestre de este año al 11,1% en el mismo periodo del año anterior, situándose en 795 millones de euros (787 millones de dólares). Las acciones de la compañía francesa no recibieron ayer especialmente bien los resultados del primer trimestre.

Los títulos de Danone cayeron un 3,6%, hasta situarse en un precio de 10,4 euros. En lo que va de año, la cotización de las acciones ha caído un 19%.