Cataluña

Robafaves compra el 49,2% de Catalonia tras la salida de Bertelsmann

La cooperativa Robafaves, especializada en la edición de libros, y un inversor particular han tomado el 96,4% del capital de la librería barcelonesa Catalonia, que estaba en manos del grupo alemán Bertelsmann desde 1998. Las partes implicadas no han hecho público el coste de la operación.

Tras la salida de la editorial alemana, la cooperativa dispondrá del 49,2% (51% del 96,4%) del capital de Catalonia, mientras que el actual director del establecimiento, Miquel Colomer, concentrará el 47,2% (49% del 96,4%). El resto del capital seguirá en manos de pequeños inversores privados.

La compra del establecimiento se produce tras seis meses de negociaciones entre la compañía y la cooperativa, después de que el grupo editorial decidiera vender su única librería. Sus nuevos propietarios pretenden que otras librerías de localidades cercanas a Barcelona participen en el proyecto.

El director general de Bertelsmann en España, Juan Pascual, recalcó ayer que la venta de la librería no responde a un bajo rendimiento. 'Su funcionamiento era óptimo, incluso mejor del que planificábamos cuando la adquirimos', apuntó Pascual.

La venta, según aseguró Pascual, obedece a que 'el grupo quiere centrarse exclusivamente en la edición de libros y no en la venta'. El director general explicó que la compañía no dispone de ninguna otra librería y que la adquisición de Catalonia en Barcelona obligaba al grupo a crear una red de librerías por toda España. Según Pascual, 'tras la creación de una empresa mixta entre Random House y Mondadori y Bertelsmann en el año 2000, han cambiado muchas cosas dentro del grupo'.

Catalonia, fundada en 1924, es una de las librerías históricas de Barcelona. El establecimiento, situado en el centro de la ciudad, dispone de tres plantas y cuenta con una superficie superior a 800 metros cuadrados. El director de Catalonia prevé que la compañía registre unos ingresos de 2,7 millones de euros este año, un 5% más que en 2001.

Robafaves, fundada en 1975 en Mataró (Barcelona), está formada por 14 socios y emplea a 30 personas. Los ingresos previstos por la sociedad para este año superarán 3,8 millones, un 6,5% más que en 2001. Esta cifra de negocio no incluye las ventas de Catalonia. Los nuevos propietarios de Catalonia impulsarán la literatura en lengua catalana y la infantil, así como la realización de actividades para niños dentro de la librería.