Proyecto

Dragados y Bouygues construirán la vía del AVE de Figueres a Perpiñán

El consorcio integrado por la compañía española Dragados y la francesa Bouygues, bajo la denominación de Euroferro, fue seleccionado ayer por una comisión intergubernamental hispano-francesa para iniciar la fase de procedimiento negociado para la adjudicación del contrato de construcción y concesión de la línea férrea de alta velocidad (Ave) Figueres-Perpiñán, cuyo presupuesto asciende a 714 millones.

Euroferro y la mesa de contratación deben emprender a partir de ahora la negociación para diseñar el contenido del futuro contrato de construcción y concesión del proyecto. Si no alcanzarán un acuerdo, la comisión emprenderá un nuevo proceso con el grupo de empresas cuya oferta haya obtenido la segunda mejor calificación.

 

Ofertas

También optaban por el contrato el consorcio integrado por Ferrovial y Vinci, así como el grupo de empresas que conforman FCC, OHL, Comsa, Proyectos y Servicios (Ploser), Caja Madrid y Connex, el formado por ACS junto a sus filiales -Cobra, Vías y Construcción y Electren- y la francesa Eiffage, y el compuesto por Acciona, Necso y Sacyr.

La decisión de la comisión hispano-gala encargada de elegir el adjudicatario de esta obra, reunida ayer en París, es fruto de los estudios y evaluaciones que este grupo ha llevado a cabo desde que el pasado 2 de abril los cinco grupos de constructoras españolas y francesas más el formado por los entes públicos RFF y el Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF) presentaron sus ofertas el pasado 2 de abril.

Entre los trabajos realizados por esta comisión destaca la reunión que celebró a finales del pasado mes de mayo con los representantes de los seis consorcios concurrentes con el fin de que defendieran sus respectivas ofertas y respondieran a las preguntas que sobre las mismas planteara la comisión.

El futuro AVE Figueres-Perpiñán, que los Gobiernos español y galo se han comprometido a poner en servicio en 2005, será la primera línea férrea que se construirá en España con capital privado en régimen de concesión.

El contrato de la que también será la primera conexión hispano-francesa de alta velocidad por ferrocarril, de 45 kilómetros de longitud, incluirá la construcción de un túnel de doble dirección de 8,171 kilómetros bajo los Pirineos y la gestión de la explotación durante 50 años.

 

Ferrocarril checo

La UE, por otra parte, ha encomendado a la empresa española Renfe la modernización del sector ferroviario checo, 'para hacerlo compatible con las normas legislativas y de funcionamiento comunitarias'.

El proyecto, financiado con recursos de Bruselas, tiene por objeto asesorar a la República Checa en el proceso de armonización de tarifas en infraestructuras de transporte. También pretende transmitir experiencias de países miembros de la Unión Europea para mejorar la relación entre operadores ferroviarios y gestores de infraestructuras.