Inversiones

Actel amplía negocio con fruta pelada

El español consume un 10% más de fruta fresca que la media de los ciudadanos europeos, pero pese a ello un 34% de los consumidores preguntados asegura que ingiere este tipo de alimento sólo en verano, según se desprende de los datos del estudio sobre los hábitos del consumo de la fruta fresca en España, elaborado en 2000 por encargo de la Federación Nacional de Detallistas de Frutas.

Tanto productores como comercializadores coinciden al señalar que es necesario seguir potenciando e incrementando el consumo, sobre todo en los sectores de población de menor edad.

Según el citado estudio, los menores de 25 años son los que menos fruta consumen. También la ubicación geográfica y la trama urbana influye. Son los hogares de Barcelona y Madrid los menos proclives a comer fruta fresca, con una media de cuatro kilos por semana en el caso catalán y de 4,6 kilos en el caso de la capital de España.

Invertirá tres millones de euros para envasar peras y manzanas peladas y cortadas en gajos

Sin embargo, la situación del sector ha mejorado en los últimos años. El consumo de fruta fresca está ganando puntos ante los derivados lácteos, su principal competidores a la hora del postre. Según los resultados del Panel de Consumo Alimentario que elabora anualmente el Ministerio de Agricultura, el consumo de fruta fresca en 2001 subió un 3,5%, mientras que el de derivados lácteos descendió un 1%.

Pese a lo que digan las estadísticas, son muchos los consumidores que continúan pensando que tener que coger un cuchillo y pelar la fruta es 'un engorro' y optan por las alternativas que ofrecen los lácteos por comodidad.

Consciente de esta realidad, la cooperativa de segundo grado Actel, dedicada a la producción y comercialización de fruta fresca y cereales, ha decidido aportar su granito de arena. A partir del último trimestre de este año, la entidad tiene previsto comercializar fruta pelada para los consumidores más perezosos. De esta forma, Actel ampliará su oferta comercial de autoservicio con la denominada cuarta gama, integrada por productos frescos, limpios y troceados para ser consumidos.

La cuarta gama ya es frecuente en algunos tipos de verduras y hortalizas, pero la iniciativa de Actel de extenderla a la fruta fresca será pionera en Cataluña.

Para sacar adelante este proyecto, la cooperativa se encuentra en proceso de inversión de entre 2,7 y tres millones de euros. Esta cantidad se destinará los próximos meses a la construcción de una nueva fábrica junto a las actuales instalaciones de Actel en la localidad leridana de Térmens, que a día de hoy ya ocupan una superficie de 21.000 metros cuadrados.

El nuevo centro de producción centralizará la preparación y confección de la fruta pelada para su posterior distribución a las grandes superficies comerciales que son los principales clientes de la cooperativa.

Aunque los responsables de la empresa son cautos a la hora de ofrecer detalles del proyecto por miedo a ser copiados por la competencia, sus previsiones apuntan a que la iniciativa se centrará inicialmente en raciones individuales de pera y manzana, envasada en bandejas termoselladas y troceadas a gajos. La clave del proyecto es el tratamiento que recibirá el producto para evitar la oxidación prematura de la fruta desprovista de piel.

'Los gajos tendrán un tratamiento natural adecuado para que la fruta no se estropee y conserve todo su atractivo para el consumidor', asegura el director general de Actel, Jordi Carbonell. 'Nuestra prioridad es que tanto el sabor como la textura sean correctos y no provoquen el rechazo del consumidor a la hora de compararlo con la pieza de fruta tradicional', añade. Si la iniciativa prospera, la cooperativa no descarta 'ampliar la oferta de fruta pelada a otras variedades'.

La iniciativa de la cooperativa leridana llega después de un largo proceso de inversión en el que ha adaptado sus líneas de manipulación y confección de fruta al sistema de autoservicio, según las preferencias de los clientes y con la finalidad de incrementar el valor añadido del producto. La entidad envasa una media de cinco millones de kilos de fruta fresca al mes.

150 cooperativas

Actel, que cuenta con cerca de 150 cooperativas asociadas, facturó 117,19 millones de euros en la campaña comprendida entre junio de 2000 y mayo de 2001, un 22,23% más que el año anterior. A falta del cierre definitivo de las cifras, las previsiones sobre el volumen de negocio obtenido durante la última campaña (entre junio 2001 y mayo de este año) se sitúan cerca de 120 millones de euros.

Actel cuenta con una plantilla media anual de 210 personas, cifra que asciende a 300 trabajadores durante la campaña veraniega. La cooperativa comercializa la fruta fresca bajo las marcas Actel y Newton. El 80% de la fruta que vende se destina al mercado nacional, mientras que el 20% restante se exporta. Los zonas de destino son la Unión Europea, países del Este y Oriente Próximo. Las ventas al exterior las realiza a través de Ponent Export, una empresa participada mayoritariamente por Actel.