Franquicias

Desestimadas las denuncias de dos asociados contra Mesón Cinco Jotas

Las demandas que dos ex franquiciados de Mesón Cinco Jotas, filial de Osborne, habían presentado contra la cadena acusándola de incumplimiento de contrato y retrasos en el suministro han sido desestimadas por dos jueces de Sevilla, donde la enseña tiene la sede.

Los ex franquiciados de Zaragoza y de Bilbao presentaron hace un año y medio aproximadamente sendas demandas tras un periodo de desavenencias con la cadena. Aseguraban que había falta de asesoramiento y de formación por parte de la cadena, algo que es parte esencial de una franquicia, y que no existía una adecuada transmisión de la tecnología del negocio (know how), lo que provocó que los asociados no alcanzaran la rentabilidad prevista.

El juez que instruyó la demanda promovida por Aragonesa de Mesones considera que 'en el contrato de franquicia empresarial el riesgo del negocio es asumido netamente por la parte franquiciada, a cuyo cargo resta la gestión inmediata del negocio. El franquiciador se reserva ciertas facultades de control externo pero nunca la capacidad funcional operativa del negocio que está en manos del franquiciado'.

También considera que, aunque hubiera más de dos franquiciados que se hayan visto abocados al cierre de los locales, 'el contrato ampara un compromiso de medios y nunca de resultados'.

Y añade que 'aún suponiendo que el fracaso de la franquicia Mesones Sánchez Romero Carvajal [titular de la franquicia] sea un hecho probado, no por ello se presume la responsabilidad. Puede que el negocio sea nefasto o puede que no sea el momento adecuado para su puesta en marcha o puede ser que la explotación de este tipo de establecimientos en régimen de franquicia no sea el método adecuado. En definitiva, lo jurídicamente relevante no reside en el éxito o fracaso de la franquicia sino en la observancia o no de las obligaciones asumidas por las partes con relación a un negocio jurídico concreto'.

Por su parte, el juez que ha instruido la demanda de Gestirresa, el ex franquiciado de Bilbao, se hace eco de los reproches que el demandante vierte sobre la franquicia argumentando que cuando entró en la cadena ya había otros establecimientos que 'sufrían gravísimos problemas por la incompetencia profesional de la franquiciadora'. El demandante también alega que Mesón Cinco Jotas decía en sus folletos explicativos que poseía una amplia experiencia y un prestigio reconocido en la explotación de franquicias, cuando no era así.

El juez no considera esta tesis al considerar que se trata de 'un contrato mercantil celebrado entre empresarios en el que el riesgo empresarial, la posibilidad de que el negocio vaya mal y se produzcan pérdidas, está presente como lo está en todo contrato mercantil'.

El ex franquiciado de Zaragoza ha recurrido la decisión del juez, mientras que el de Bilbao ha aceptado la decisión correspondiente.

En el momento en que se produjeron estas demandas otros franquiciados salieron de la cadena y en algunos casos la enseña compró los establecimientos asociados, como en el caso de Madrid, donde un franquiciado tenía cinco mesones.

Actualmente, la cadena cuenta con doce locales, diez propios y dos franquicias.

El auge del sistema aumenta las desavenencias

El crecimiento que ha experimentado la franquicia en los últimos años ha traído consigo la aparición de conflictos y tensiones entre algunas cadenas y algunos franquiciados. Como explica el director general de Barbadillo Asociados, Santiago Barbadillo, 'los franquiciados conocen cada vez mejor los derechos y deberes derivados de estar adherido a una cadena de franquicia. En este sentido, la Asociación Española para el Desarrollo y Defensa del Franquiciado representa un papel muy importante en la prestación de apoyo e información al franquiciado, animándole a hacer valer sus derechos frente al franquiciador'. Barbadillo añade que 'el número de enseñas en el mercado se ha incrementado notablemente en estos últimos años, hasta alcanzar las 1.000 franquicias, por lo que no es extraño que el número de conflictos franquiciador-franquiciado haya crecido paralelamente. No obstante, los medios de comunicación son también cada vez más proclives a hacerse eco en sus páginas de estas disputas, demandas o disparidades'. Por su parte, Miguel Ángel Oroquieta, director de Nuevos Proyectos de Tormo & Asociados, comenta que 'este tipo de situaciones no son habituales. Las relaciones franquiciador-franquiciado están cada vez más profesionalizadas, y se avanza a nivel legislativo, lo que desencadena una dinámica positiva en el crecimiento del sistema de franquicia, y en la madurez del mismo'.