Revista de Prensa

Empresas españolas y crisis argentina

Para la mayoría de las grandes empresas españolas lo peor de la crisis argentina ya pasó. A pesar de que el Gobierno de Duhalde y el corralito financiero siguen ocupando lugares destacados en los diarios, los empresarios hispanos -con la nada desdeñable excepción de los banqueros- coinciden en que el impacto que tienen y tendrán las pérdidas provocadas por la Argentina en sus negocios ya fue descontado y ahora todas las miradas están puestas en Lula y Brasil.

Sin embargo, su análisis no significa que las empresas españolas vean como algo próximo una recuperación económica del país. Nadie se atreve a pensar que en el corto plazo la Argentina podrá salir adelante y es prácticamente unánime la opinión de que los argentinos se tendrán que resignar a seguir soportando los efectos de la crisis por lo menos dos años.

Los riesgos de Brasil

Brasil necesita una dosis urgente de confianza. El problema es cómo generarla. Los riesgos son sobre todo políticos. Reducirlos depende casi por completo de los políticos locales y, en concreto, del Partido de los Trabajadores (PT) [de Lula] en la oposición. Aun así, no parece haber duda de que el mercado de bonos ha reaccionado exageradamente ante los dos mayores problemas (...): incertidumbre política y deuda (...). A diferencia de Argentina el año pasado (...), Brasil sigue creciendo (....). Tras una línea de crédito de 10.300 millones de euros del FMI, Brasil tiene reservas suficientes para evitar un problema inmediato de liquidez (...). El PT debe continuar enfatizando su compromiso con la estabilidad económica (...).