Proyecto

Zaplana propone un sueldo vitalicio para los ex presidentes de la Generalitat Valenciana

El Partido Popular y el PSPV-PSOE respaldaron ayer la propuesta de Eduardo Zaplana, consensuada con el líder socialista, Joan Ignasi Pla, para que los ex presidentes de la Generalitat Valenciana disfruten de un estatus que incluye sueldo vitalicio, despacho, coche y dos asesores. Todo ello a cargo del Presupuesto de la Generalitat.

Según la propuesta, los ex presidentes serán miembros vitalicios del Consejo Jurídico Consultivo (CJC) -con voz pero sin voto-, un organismo cuyos miembros percibieron un sueldo de 71.020 euros en 2000, último dato conocido procedente de la Sindicatura de Cuentas. La retribución de Eduardo Zaplana este año asciende a 70.635,99 euros. Esta retribución como miembro del CJC 'será incompatible con la de otras retribuciones por el desempeño de cualquier cargo público'.

Además, la Generalitat pondrá a disposición de los ex presidentes una 'oficina de apoyo', provista de local, dotación presupuestaria para su funcionamiento ordinario y un automóvil del parque móvil de la Generalitat. Asimismo dispondrán de dos asesores, un conductor y los servicios de seguridad necesarios.

Los ex presidentes gozarán del apoyo de las oficinas de la Generalitat en Madrid y en el extranjero durante sus desplazamientos. Su tratamiento será el de molt honorable, el mismo que tiene el presidente en el cargo.

La medida beneficiará al ex presidente Joan Lerma y, en caso de cumplir su promesa de no volver a presentarse, a Eduardo Zaplana a partir de mayo de 2003. El que fue presidente del Gobierno preautonómico, Enrique Monzonís, de UCD, había reclamado beneficiarse del nuevo estatus, pero la proposición de ley habla de los presidentes desde la primera legislatura.

La proposición de ley de estatuto de los ex presidentes de la Generalitat fue presentada ayer por PP y PSPV-PSOE en las Cortes Valencianas y será tramitada por el procedimiento de urgencia, lo que significa que no habrá enmiendas al texto.