Análisis de coyuntura

El euro se mantiene en 0,94 dólares

Durante los últimos siete días los mercados financieros han observado un entorno un tanto inestable. Las bajadas bursátiles en EE UU y Europa han favorecido que los inversores apuesten por que la aceleración económica americana no está tan cerca como se pensaba a principios del presente año.

Ello ha incentivado, de nuevo, la cautela en los mercados. Sin embargo, a pesar de la menor velocidad con la que se está recuperando el entorno internacional, el precio del crudo se muestra reacio a abandonar el nivel de 25 dólares por barril. Una reducción en las reservas de crudo, junto con la amenaza de una huelga de trabajadores del sector petrolero en Noruega (tercer exportador mundial de petróleo), parecen ser los principales motivos de este repunte, por lo que, al menos por el momento, no deberíamos considerar el hecho descrito como algo alarmante.

Con todo, en el mercado de divisas, el euro se mantiene en 0,94 dólares. En EE UU, la revisión a la baja de algunas previsiones de ingreso empresarial, junto con un dato de ventas al por menor peor de lo previsto por los inversores, perjudicaron al mercado bursátil americano, hecho del que se benefició la divisa europea.

En Europa se conoció el dato de producción industrial alemana del mes de abril. æpermil;ste se mantuvo dentro de los parámetros previstos, mientras que las ventas al por menor en el país germano experimentaron cierto repunte en el mismo mes.

Los tipos a medio plazo de la deuda recuperan el nivel previo al 11-S

En la última semana, la estabilidad ha sido la nota predominante en el mercado español de deuda pública. En este mercado, la ETTI mantiene un perfil creciente en todos los plazos, con una pendiente entre los plazos de 10 años y 1 año de 170 puntos básicos (pb). Respecto a principios de mayo, se han producido algunos aumentos en los tipos de interés a medio plazo y suaves descensos en los tipos a largo. Así, los tipos de interés cupón cero a 1, 3 y 5 años que cotizan a tasas respectivas del 3,70%, 4,40%, y 4,80% se encuentran 20 pb, 25 pb y 16 pb por encima de los cotizados hace un mes. Como en otras plazas europeas, en el mercado español de deuda pública la tendencia en los tipos de interés a medio plazo ha sido marcadamente alcista desde octubre. Desde entonces, el tipo de interés a un año ha aumentado 50 pb, 85 pb el tipo de interés a tres años, 68 pb el tipo de interés a cinco años y 48 pb el tipo a siete años. Los tipos de interés a más corto plazo también han aumentado, aunque en una cuantía menor: 17 pb el tipo a seis meses y 36 pb el tipo a nueve meses. Tras los acontecimientos del pasado 11 de septiembre, los tipos de la deuda pública española se redujeron de forma notoria. No obstante, los tipos de interés a medio y largo plazo han recuperado sobradamente los niveles previos al 11-S. Los tipos a corto plazo, sin embargo, no han alcanzado todavía los niveles cotizados a finales de agosto.

Nuevo descenso de los futuros en dólares

Los futuros a tres meses en dólares han vuelto a caer durante la última semana. El contrato de septiembre ha descendido un total de 12 puntos básicos (pb), 14 pb el contrato de diciembre y un total de 13 puntos básicos el contrato de marzo de 2003. Desde mediados del pasado mes de mayo, el contrato de septiembre se ha reducido 18 pb, un total 25 pb el contrato de diciembre y 26 puntos básicos el de marzo de 2003. De los futuros cotizados en la actualidad se deduce que el mercado espera un aumento del tipo a un día en dólares de 25 pb para septiembre y de 75 pb para finales de año. Estas previsiones son bastante menores de lo esperado por los inversores hace unos meses. A mediados de marzo, por ejemplo, el mercado esperaba un aumento de 175 pb. Antes de verano, y hasta que no se consolide la mejora del mercado de trabajo, no creemos que la Reserva Federal de Estados Unidos vaya a endurecer su política monetaria, por ello nos parece que las previsiones del mercado, que no baraja aumentos antes de septiembre, son bastante razonables.

Estabilidad de tipos en el euromercado

Los tipos de interés en euros, libras y francos suizos se han mantenido estables en la última semana, tanto en futuro como en contado. Dicha estabilidad contrasta con las continuas caídas que en los últimos meses vienen produciéndose en los futuros en dólares, que acumulan descensos de más de 100 puntos básicos (pb) en algunos contratos. De las cotizaciones actuales se deduce que el escenario de tipos barajado por los inversores es alcista en todas las divisas. No obstante, hay algunas diferencias tanto en el calendario de subidas como en la magnitud de los aumentos previstos. En euros, por ejemplo, se espera un aumento de 25 pb para septiembre y otros 25 pb para finales de año. Los malos datos de inflación en la zona euro hacen cada vez más probable que se verifiquen estas previsiones. En libras y francos suizos, se espera un aumento de 50 pb para septiembre con una probabilidad del 60%. Para finales de año el aumento previsto en los tipos en libras es de 75 pb y de casi 100 pb en los tipos en francos suizos.