_
_
_
_
Bolsa

Vía libre para Acesa

Al anuncio por sorpresa de su fusión con Aurea, la catalana ha añadido la mejora de su oferta por Iberpistas. Los accionistas de la última tienen que decidir entre cobrar 13,65 euros por acción o aceptar una opción de pago a cinco años y tres meses

Ni blanco ni negro, sino todo lo contrario. El último capítulo que han protagonizado Acesa y Aurea, las concesionarias de autopistas que pugnan desde hace meses por hacerse con el control de Iberpistas, ha cogido a muchos en renuncio. Cuando el mercado estaba a la expectativa de una posible mejora de la oferta de Acesa sobre Iberpistas, los principales accionistas de la catalana y Aurea, Dragados y La Caixa, llegaron a un acuerdo para fusionar ambas compañías. La fusión por absorción de Aurea por parte de Acesa contempla una ecuación de canje de 2,06 acciones de la catalana por una de la participada por Dragados, lo que suponía valorar esta última en 1.561 millones de euros, es decir, 21,84 euros por título, un 8,65% por debajo del último cierre.

Los analistas no han dudado en valorar la operación como positiva. Tras la fusión y teniendo en cuenta que la operación es independiente del proceso de opas sobre Iberpistas, el nuevo grupo se convertirá en la primera concesionaria española, con 1.245 kilómetros en explotación, y tercero de Europa. Además, tendrá una mayor capitalización bursátil, por encima de 5.000 millones de euros, lo que le permitirá aumentar su ponderación en el Ibex.

Desde el punto de vista de las compañías, la mayoría de los analistas ha aplaudido la operación. 'Acesa se fusiona con una sociedad, Aurea, que a efectos de valoración cotizaba con descuento respecto a Acesa en lo que se refiere a PER (11 frente a 15 en Acesa), tenía mayor rentabilidad por dividendo (6% frente al 4,5% de Acesa) y una mayor tasa interna de rendimiento, del 9% frente al 8%', señalan en Renta 4.

Los expertos no tienen dudas sobre las bondades que reporta la operación a Acesa. Nicolás Lasarte, de Safei, sostiene que la fusión es positiva para la catalana 'tanto en lo que a precio se refiere como a los beneficios estratégicos producidos por la integración de ambas compañías'. Con algún reparo, derivado del menor precio ofrecido por Aurea, los analistas también ven favorable la operación para esta compañía, que vería disminuida su prima de riesgo y aumentaría la capacidad financiera por la mayor exposición al mercado doméstico que le dará Acesa. 'La empresa tenía una estructura financiera que no era la óptima para una autopista, más si la relacionamos con las oportunidades que se darán en los próximos meses en España y Latinoamérica, que requerirán importantes recursos financieros', señalan desde Renta 4.

Aunque la operación aún está pendiente de la autorización de Defensa de la Competencia, los expertos son optimistas, teniendo en cuenta que, a su juicio, se trata de activos muy localizados. En lo que respecta a la aprobación de las dos juntas de accionistas, la fusión se da por hecha, más si se tiene en cuenta la elevada participación de los firmantes del acuerdo en las dos compañías afectadas. En teoría, tan sólo interferencias externas podrían abortar la operación. 'Existen rumores de que Cintra, filial de Ferrovial, lance una opa sobre Aurea, ya que la matriz está apostando fuerte por las concesiones', señala Inés Egido, de Caja Madrid Bolsa.

Y si el sector no estaba apto para cardiacos, Acesa decidió dar una vuelta más de tuerca y mejorar un 5% la oferta presentada semanas antes por Aurea el mismo día que se anunciaba la fusión. La explicación está, según los analistas, en que la catalana se asegura la compra de Iberpistas en el hipotético caso de no fructificar la fusión con Aurea.

El dilema de los accionistas de Iberpistas

La oferta de Acesa contempla dos opciones: un pago en efectivo de 13,65 euros por acción de Iberpistas o un canje de una acción nueva de Acesa (que ayer cerró a 11,54 euros) por cada una de Iberpistas más un dividendo preferente a cobrar dentro de cinco años y tres meses. Las nuevas acciones tendrán los mismos derechos políticos y económicos que las antiguas salvo el derecho a cobrar el dividendo complementario del ejercicio 2001 (0,223 euros). En cuanto al dividendo preferente, será de cuantía variable en función del periodo de tenencia de las acciones privilegiadas y tendrá un importe máximo determinado por la diferencia entre el precio medio ponderado de cotización de la acción de Acesa en los tres meses anteriores a su devengo y 14,87 euros por acción, con el límite de 4,25 euros por acción. Si este precio fuera igual o superior a 14,87 euros, no se pagará el dividendo. Simplificando, la elección está entre 13,65 euros en metálico y en el momento o acciones de Acesa con un complemento de difícil valoración al cabo de más de cinco años. Los 14,87 euros usados como referencia suponen una diferencia de sólo el 9% frente a los 13,65 euros inmediatos en efectivo, si bien durante esos cinco años se irán también cobrando dividendos y siempre cabe la posibilidad de que la acción suba más allá de esa cota, lo que eliminaría el dividendo preferente pero dejaría una jugosa revalorización.

Para los expertos, inclinarse por una u otra opción está en función del perfil del inversor y de si existe interés por mantener la inversión. Con todo, y en el caso de accionistas con una cartera pequeña, la mayoría recomienda claramente hacer caja y quedarse con los 13,65 euros, teniendo en cuenta que la acción ha acumulado una rentabilidad importante desde que se lanzaran las opas y que, a juicio de los expertos, el potencial del sector es limitado.

Subidas en Bolsa a golpe de opa

 

La reacción del mercado al anuncio de fusión fue, en linea con la de los expertos, positiva. Los inversores recibieron con una calurosa acogida la operación, lo que provocó revalorizaciones superiores al 6% en alguna de las compañías implicadas en la operación. Dragados y ACS, protagonistas indirectos de la fusión también experimentaron ascensos.

 

 

 

 

 

 

 

Lo cierto es que, tras la resaca inicial de ganancias, las cotizaciones de Acesa y Aurea se han ido desinflando, aunque cierran la semana con una revalorización nada despreciable, del 9,38% en la primera y del 6,84% en la segunda. Iberpistas, que en algunas sesiones ha estado a punto de superar los 13,65 euros ofrecidos por Acesa, ha cerrado la semana con un alza del 3,03%.

 

 

 

Pese a este buen comportamiento, los analistas se muestran escépticos respecto al sector. Teniendo en cuenta la revalorización que experimentaron estos valores el año pasado y las subidas que han registrado en los últimos meses, al calor de las operaciones corporativas, pocos son los que se muestran positivos a medio y largo plazo. 'A corto plazo pueden continuar las subidas en el sector, pero a largo plazo habría que plantearse la salida de estos valores de cara a invertir en compañías más favorecidas por la recuperación económica', señala Nicolás Lasarte, analista de Safei, que mantiene al sector bajo la recomendación de infraponderar.

 

 

 

Similar opinión mantiene Miguel Jiménez, de Renta 4, cuya recomendación a medio plazo es de neutral.

 

 

 

Para la mayoría, su carácter de sector refugio, dada su escasa volatilidad y su elevada rentabilidad por dividendo, no es un atributo de cara a la recuperación.

 

 

 

Los analistas de UBS Warburg recuerdan que mantienen su valoración de Aurea en 28,5 euros, con recomendación de fuerte compra, mientras la de Acesa la establece en 13 euros, lo que supone una equivalencia de 2,2. Por su parte, SG ha elevado el objetivo para Acesa, desde 10 euros hasta 12 euros. Para esta entidad, que ha elevado su recomendación sobre el valor de infraponderar a mantener, la operación tendrá un impacto positivo en la acción, al contrario de lo que estiman para Aurea.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_